Así está la calle Millán Astray después de ser vandalizada

La Plataforma en honor al fundador de la Legión denuncia que las pintadas llevan veinte días en las placas

Pintadas en una de las placas de la calle General Millán Astray
Pintadas en una de las placas de la calle General Millán AstrayGonzalo Pérez MataLa Razón

Cuando el pasado mes de agosto los operarios municipales descolgaron las placas de Maestra Justa Freire para sustituirlas por las de General Millán Astray, parecía evidente que la «batalla» por el callejero de la capital no había terminado. En realidad, se había abierto un nuevo frente. Poco podía hacer un Ayuntamiento que se había limitado a cumplir lo que dictaba la justicia: más concretamente, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que había resuelto un mes antes que la retirada de la calle dedicada al fundador de la Legión en el distrito de Latina no se ajustaba a ninguno de los supuestos que justificarían una decisión en este sentido en aplicación de la Ley de Memoria Histórica. De este modo, pasaba a engrosar la lista de calles eliminadas por el Gobierno de Carmena pero restituidas por los tribunales. Sin embargo, a la vista del estado de las actuales placas, hay vecinos que no lo han entendido. O no lo han querido entender.

Una de las placas, cubiertas de pegatinas de grupos antifascistas
Una de las placas, cubiertas de pegatinas de grupos antifascistas FOTO: Plataforma Millán Astray

Esvásticas

Así lo denunció ayer la Plataforma Millán Astray, en un dossier que han remitido al alcalde, José Luis Martínez-Almeida, con fotografías relativas a la «vandalización» a la que ha sido sometida la calle: las placas pintadas con spray negro; otras, plagadas de pegatinas de grupos antifascistas, incluyendo esvásticas dentro de símbolos de «prohibido»; y pintadas con el nombre de «Justa Freire» en varios puntos de la calle.

La Plataforma afirma que estos actos son «consecuencia» de las «campañas» que ha promovido la «izquierda política madrileña» contra la figura de Millán Astray. Así, recuerdan que, el pasado 2 de octubre, se organizó una manifestación callejera, «a la que acudieron unas pocas decenas de personas, a resultas de la cual la mayoría de las placas» de los números pares fueron vandalizadas.

De hecho, señalan que en YouTube puede encontrarse un vídeo grabado por el periodista Cake Minuesa de dicha concentración y en el que, en torno al minuto ocho, se escucha cómo se jalea a los asistentes a pintar con spray la calle. Una manifestación, apuntan, en la que «participaron destacados dirigentes social-comunistas madrileños como Ramón Silva, Javier Barbero y Carlos Sánchez Mato, entre otros cargos públicos que han contribuido con su irresponsable comportamiento a dicha vandalización».

La Plataforma denuncia que, desde entonces, las placas no han sido ni limpiadas ni restituidas. «Han pasado veinte días y la calle sigue vandalizada, sin que haya habido una intervención por parte del Consistorio madrileño», aseguran. Por ello, solicitan al alcalde que proceda «a la limpieza de placas y fachadas y establezca un dispositivo de vigilancia para evitar situaciones similares».

Pintada dedicada a la anteriormente homenajeada Justa Freire
Pintada dedicada a la anteriormente homenajeada Justa Freire FOTO: Plataforma Millán Astray

Asimismo, esta asociación destaca que, «en los cuatro años que estuvieron las placas de Maestra Justa Freire en esa calle, no se vandalizó ni una sola, como tampoco se pintaron las fachadas de dicha calle con el nombre de Millán Astray. A esta Asociación le bastó con que en el corazón de los vecinos aquella calle se siguiera llamando con el nombre del Fundador de La Legión».

Por todo ello, la Plataforma ha trasladado a Martínez-Almeida «su malestar por esta vandalización y le ha pedido que en el próximo pleno del Consistorio municipal haga un llamado a la moderación y urbanidad a los grupos de la izquierda de Madrid, para que condenen el vandalismo de las calles» de la capital, «y, en particular, la del General Millán Astray».

Hay que recordar que, según la Ley de Memoria Histórica, se deben retirar las placas, calles y monumentos a todos aquellas personas cuyo homenaje suponga una apología de la sublevación militar de 1936, la Guerra Civil española, o la posterior represión de la Dictadura. En el caso del fundador de la Legión, sostiene el TSJM, no se daba ninguno de estos tres supuestos.