El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Juan Lobato.
El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Juan Lobato. FOTO: Ricardo Rubio Europa Press

Juan Lobato: «No soy un lobo hambriento de sangre que me tire al cuello de Ayuso»

El portavoz socialista en la Asamblea de Madrid cree que este último año «Madrid se ha gobernado a golpe de tuit y desde la bronca». Es consciente de que el PSOE tiene que recuperar ahora la confianza de los madrileños

Hace pocos meses que está al frente de la secretaría general del PSOE madrileño y como portavoz socialista en la Asamblea y cree que, tras el batacazo electoral del 4-M ahora la confianza de los madrileños se recupera “con propuestas reales, viables, no con anuncios de ningún detergente».

¿En qué medida han cambiado las políticas de Madrid desde el 4-M?

La estabilidad política e institucional que es garantía de progreso y bienestar en cualquier democracia avanzada no forma parte de la agenda política del Gobierno de la Comunidad de Madrid. La ecuación de una legislatura perdida a cambio de seguir gobernando otra es terrible y más aún si lleva asociada la situación crítica de la sanidad madrileña y otros servicios públicos esenciales. El Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid en lugar de acabar la legislatura llena de leyes que respondan al peor momento que hemos vivido en los últimos años estará vacío. No se cambia la vida de la gente a golpe de tweet, titulares o declaraciones provocadoras, se cambia con un modelo definido de región, de progreso e igualdad de oportunidades para todos y todas los madrileños, con leyes, con presupuestos inversores que apuesten por la transición ecológica, la transformación digital, unos servicios públicos de máxima calidad y una gestión eficiente de los fondos de recuperación europeos y del Gobierno de España. Hay que poner a 6,6 millones de madrileños/as en el centro de la acción política, no a uno mismo. En lo que me atañe voy a seguir vistiendo la camiseta política del respeto institucional al Gobierno de mi región, de la oposición contundente y constructiva con un modelo alternativo de región, con respeto político por todas las opciones que el 4 de mayo obtuvieron representación en la Asamblea de Madrid, y tendiendo la mano a la Sra. Ayuso hasta el último minuto del próximo 28 de mayo de 2023 para trabajar duro por el Madrid que nos merecemos.

¿Qué avances y retrocesos se han producido?

La Comunidad de Madrid tiene unas fortalezas enormes, es un espacio político, cultural, económico y social de un valor imprescindible para el futuro de España. Somos una región con una capacidad de recuperación admirable. Somos el lugar donde muchos compatriotas de toda España vienen a cumplir sus sueños profesionales, de negocios, personales.. Tenemos de las mejores Universidades Públicas, Hospitales, redes de transporte, cultura, deporte, gastronomía.. Ahora bien, hay una cara oscura que al mismo tiempo nos sitúa con unos servicios públicos, que son la base de la dignidad y la igualdad de todos y todas; como la sanidad pública, la educación pública y los servicios sociales que no permiten a día de hoy reconocer a Madrid. Enarbolar la bandera del liberalismo a costa de una política fiscal regresiva que solo beneficia a las rentas más altas, cierres de centros de Atención Primaria y alarmantes listas de espera quirúrgica, colegios públicos construidos por fases o retrocesos en derechos civiles no responde al modelo de región que queremos para que Madrid sea un referente a nivel europeo.

Seguimos siendo un gran laboratorio de pruebas donde se ensaya con dinero público los procesos de privatizaciones. Por eso para enarbolar la grandeza de Madrid se ha tenido que recurrir a las cañas, y no al I+D+i, a su tejido industrial, cultural, económico, universitario…

¿Cuáles son las metas para lo que queda de legislatura?

Soy un político serio y solvente, de un partido serio y solvente. No soy un lobo hambriento de sangre que cada semana me vaya a tirar al cuello político de la Sra. Ayuso. Cada semana pienso trabajar, hablar con ciudadanos, con sociedad civil, empresarios, funcionarios, maestros/as, personal sanitario y cada semana proponer alternativas con seriedad y solvencia. No voy a proponer nada para los madrileños y madrileñas desde un plató de televisión en prime time o desde un tweet, voy a hacerlo desde la Asamblea de Madrid, desde los municipios, en la calle, dando voz a los problemas de los madrileños y madrileñas, de muchos pequeños y medianos municipios, de grandes ciudades de la región olvidadas por Ayuso. Mis propuestas son reales, viables y no anuncios de ningún detergente.

¿En qué aspectos va a poner el acento el grupo?

Un grupo muy consciente de que tiene que recuperar la confianza de miles de madrileños y madrileñas que se la retiraron el 4 de mayo. Que no se recupera en un día ni con fórmulas mágicas sino con la única con la que los socialistas saben ganar la confianza en muchas otras regiones, trabajo, seriedad y solvencia.

Una frase que defina este último año.

Madrid no se gobierna desde la bronca, a golpe de tuit o en permanentes luchas internas de poder. El Madrid que nos Merecemos se construye desde el consenso, el respeto institucional y las propuestas serias y constructivas para mejorar la calidad de vida de todos.as los madrileños.as.