Lobato, el exalcalde que liderará a los socialistas madrileños

Antiguo regidor de Soto del Real, se impone a Javier Ayala con el 65% de las papeletas

Había ganas de votación en el PSOE de Madrid. Especialmente desde el pasado 4 de mayo. No solo por haber perdido las elecciones, o por el hecho de que Díaz Ayuso revalidara la presidencia de la región. Sobre todo, porque los socialistas habían dejado de ser el referente de la izquierda en la Comunidad de Madrid, puesto que, por el momento, ocupa Más Madrid. Con el objetivo de recuperar su lugar, dos personas se disputaban la Secretaría General del partido: el alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala, y el portavoz adjunto del PSOE en la Asamblea, Juan Lobato. Finalmente, éste último será el encargado de liderar el timón de los socialistas madrileños.

Lobato, ex alcalde de Soto del Real, hizo valer su condición de favorito, después de que varias voces autorizadas en el partido le mostraran su apoyo abierto: el 65% de los apoyos. El resultado se conoció poco después de las nueve de la noche, apenas una hora después de que cerraran los 117 centros de votación de las distintas agrupaciones locales o de distrito. Según el recuento, Lobato obtuvo un total de 4.805 votos, frente a los 2.961 de los apoyos que recibió Ayala por parte de la militancia. En total, se han emitido 7.875 papeletas, lo que ha supuesto una participación del 55,1 %: cinco puntos más respecto a las primarias anteriores, en las que fue elegido José Manuel Franco.

A la espera de que su cargo se ratifique en el próximo Congreso Federal, que se celebrará los próximos 13 y 14 de noviembre, uno de los primeros en felicitarle –tanto a él como a su rival– fue Pedro Sánchez. «Desde ya, a trabajar por el proyecto socialista del PSOE-M», escribió el presidente del Gobierno en Twitter. Antes de que se conocieran los resultados facilitados por la gestora, el propio Ayala también felicitó a Lobato en la red social y apuntó que, a partir de mañana, «todo el partido debemos hacer piña en torno al proyecto socialista». Por su parte, la portavoz de los socialistas en la Asamblea de Madrid, Hana Jalloul, felicitó al que aún es su compañero de tribuna y subrayó que «todos estaremos a su lado».

En una entrevista concedida recientemente a LA RAZÓN, Lobato mostró su intención, de ser elegido, de «escuchar a la militancia, abrir nuevos canales de participación y utilizar las nuevas tecnologías para construir un PSOE del siglo XXI que atraiga todo el talento y ganas de los militantes». Entre sus objetivos, «configurar un PSOE abierto, transparente, feminista y moderno en el que cada dos meses se de cuenta del trabajo realizado y se cuente con la opinión y propuestas de todos y todas en el día a día, no cada cuatro años para ir a una mesa electoral. Se acabó aquello de y tú de quien eres...».

A la hora de explicar su hoja de ruta con 2023 en el punto de mira –año en el que se celebrarán los comicios autonómicos y municipales–, el ahora secretario general consideraba que, «desde las raíces socialistas, tenemos que volver a conectar con la ciudadanía con un proyecto nítidamente de izquierdas para cambiar Madrid». Entre otras medidas, se propone «convertir los servicios públicos madrileños en un referente a nivel europeo. Queremos una sanidad pública de vanguardia basada en la prevención, que cuide y valore a sus profesionales y una educación Pública moderna que convierta los centros educativos en verdaderas catedrales para todo el alumnado». Sobre este último aspecto, le gustaría tener colegios «en los que se impartan materias como robótica y programación que garanticen la igualdad de oportunidades independientemente de los recursos de cada familia». En todo caso, mientras tanto, quiere «realizar una oposición contundente y constructiva, a mirar a Ayuso a la cara y a apostar por el Madrid de la reactivación económica, del uso eficiente de los fondos de recuperación europeos, de la transición ecológica, la vivienda pública, la multiculturalidad y la transformación digital».

En lo que respecta a los últimos fracasos electorales de los socialistas, Lobato considera que «vivimos un proceso histórico en el PSOE Madrileño. Los madrileños nos han mandado un mensaje claro y los malos resultados electorales deben de ser el punto de inflexión para impulsar un nuevo PSOE, un proyecto intergeneracional, con nuevos equipos que vuelvan a ilusionar y a conectar con la Ciudadanía Madrileña».

Y la gran pregunta: ¿quiere ser candidato en 2023? «Mi plan es dar un paso al frente hoy, por responsabilidad. Son cientos los compañeros y compañeras que me han pedido que dé este paso, que abandonemos la confrontación interna y miremos al futuro», respondió.