Villacís: “Vamos a ser el único partido que va a empezar a decir verdades incómodas”

Arranca el curso político más decisivo para la vicealcaldesa de la capital. En esta entrevista con LA RAZÓN señala qué objetivo tiene Ciudadanos para los comicios de mayo y zanja el debate sobre si ficharía o no por el PP

Todo o nada para la vicealcaldesa de la primera ciudad del país. El curso político que acaba de arrancar tendrá en mayo unas elecciones decisivas para Begoña Villacís y para su partido. Ella confía en resistir. Presume de gestión y de una receta que, a su juicio, es buena para la democracia y para Madrid. Ciudadanos, sostiene en esta entrevista con LA RAZÓN, hace mejor al PP y el cóctel liberal-conservador debe tener futuro: «Cuando el PP compite con Cs es más moderno. Y cuando el PSOE compite con Cs es un pelín más liberal. El centro mejora a los otros partidos, que se radicalizan cuando compiten con sus extremos. Y yo no quiero un país radicalizado».

¿Con qué balance se sentiría satisfecha en las elecciones de mayo?

Estaría satisfecha con que se reconociese la labor que hemos hecho estos tres años, la primera vez en mucho tiempo en la que un gobierno está compuesto por un partido de centro. Hemos moderado las políticas y hemos conseguido pactos transversales, con políticas modernas y de desbloqueo. Y hemos apostado por las familias. Aunque sea vicealcaldesa, nunca dejó de ser madre de familia numerosa y soy muy consciente de lo difícil que puede llegar a ser tener una familia, poder trabajar, poder conciliar y vivir en una ciudad como Madrid. Hemos orientado todo a ponérselo fácil a las familias, a que tengan más escuelas infantiles –siete más cuando termine el mandato– y a ampliar las becas. Es un Madrid más de familias, más vivible. Quiero que se reconozca esa labor. Prácticamente todas las encuestas dicen que se reconoce la labor que Ciudadanos ha hecho. Vamos a volver a ser decisivos y eso lógicamente para mí es una muy buena noticia.

Pero a nivel de resultado, ¿el objetivo es mantener representación en Cibeles?

Es tener presencia en el Ayuntamiento de Madrid y ser decisivos. Es lo más importante, tener poder de influencia sobre las políticas que se apliquen en Madrid. Hay partidos que pueden tener muchos votos, pero no son decisivos porque no tienen maniobrabilidad.

Cuando recorre la ciudad, ¿qué impresión tiene de la opinión de los vecinos sobre su coalición?

Esto puede ser síndrome de político: a mí la gente que se me acerca, en su gran mayoría, es para decirme cosas buenas, pero yo siempre que escucho eso a un político creo que puede ser una visión distorsionada. Más que hablar de lo que me dice la gente a mí, que creo que le caigo bien a la gente que me encuentro, me gusta hablar de datos empíricos y objetivos. En el Observatorio de la Ciudad, que es una encuesta real a los ciudadanos, hemos batido récords en casi todas las preguntas sobre cómo gestiona este Gobierno. A mí hay una pregunta que me ha gustado mucho: ¿considera que los impuestos que pagan están justificados por la gestión que se hace en la ciudad? Por primera vez aprobamos.

¿Cree que los vecinos pueden discernir lo que hace cada uno de los dos partidos de la coalición de cara, por ejemplo, a las próximas elecciones?

No. La mayor parte de los vecinos de Madrid no tienen el tiempo para informarse. A lo mejor no saben que, con los buenos datos de empleo que tiene Madrid, oye, pues las competencias de Empleo las lleva Ciudadanos. O Economía y Urbanismo o las Políticas Sociales, que también las llevamos junto al Deporte, la parte internacional o la parte de innovación. Pero también puedo hablar bien de cosas que lleva el PP, como Movilidad. O de Seguridad, donde yo creo que Inma Sanz está haciendo un gran trabajo. Pero no creo que el ciudadano tenga toda esa información.

Entrevista a la Vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacis.
Entrevista a la Vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacis. FOTO: Jesús G. Feria La Razon

¿Le molestó que Almeida dijera que aspira a gobernar en solitario en el acto en el que celebraban tres años de coalición?

Yo es que creo en el sentido de la oportunidad. A mí me pareció que no era el mejor momento para decirlo. Yo trato de ser sensible en cómo trato a los demás. Entiendo que lo quiera, es normal, yo también quiero gobernar en solitario, le pasa a todo el mundo. También creo que los gobiernos de coalición son mejores. Tener a otra parte ahí, mirándonos unos a otros, limitándonos unos a otros siempre funcionan mejor. Y creo en el consenso a nivel vital. Tenemos que negociar con nuestros hijos, con nuestros padres y nuestras parejas, con amigos, en nuestro trabajo. Una coalición implica estar negociando y consensuando constantemente y las medidas que se pactan son más transversales. Gracias a tener un centro fuerte en Madrid hemos podido sacar los presupuestos año tras año. Y eso en otras instancias no se ha conseguido.

Hay mucha gente cabreada con el tema de las terrazas. ¿No tiene la sensación de que se les ha ido de las manos?

No, de hecho, se acaban de quitar ahora las de Ponzano. Siempre que se aprueba una normativa, hay controversia y con las terrazas la hay todos los veranos. Sólo hay una cosa con la que estoy de acuerdo con Sánchez, que es que vamos a tener un otoño muy duro. Y una de las necesidades es que la gente tenga empleo y que los autónomos y pequeñas empresas puedan sobrevivir a esta crisis. Es una de las prioridades de este Gobierno, no lo escondo. Hemos hecho todo para apoyar al comercio y a la hostelería con proyectos de gran envergadura y hemos sido el primer gobierno que lanza ayudas para autónomos y empresas. Tengo muy claro qué Madrid quiero: un Madrid de nóminas, no de pagas. Y hay que ayudarles ahora. También he dicho que el descanso de los vecinos no es negociable y antes de la Ordenanza de Terrazas no había ningún mecanismo directo para limitar las situaciones de quejas vecinales. Y ahora lo tenemos, son las zonas saturadas y han ido declarándose y están empezando a surtir efectos. Una de las asociaciones más críticas en Chamberí reconoce que se están empezando a aplicar, incluso la desaparición de las mesas.

¿El problema de la okupación está al alza en la ciudad?

Es complicado porque desde el Gobierno no se están sacando las últimas cifras. No sé si es al alza o no, pero con que exista es suficiente. La respuesta que da nuestro ordenamiento deja vendido al propietario. En España no se defiende suficientemente la propiedad privada, es un hecho. Lo que no puede ser es que quien esté pagando la hipoteca de la casa esté en situación de inferioridad con respecto al que le ha pegado una patada en la puerta y está cometiendo un delito. Eso no puede ocurrir. En el Paseo de la Dirección tenemos una planificación, polideportivos y zonas verdes y no puede darse uso porque hay anticapitalistas que se meten en esos sitios y lo privatizan porque solo pueden utilizarlos ellos. Causando molestias a los vecinos y causando olores y ruidos. Es inaceptable. Y en Madrid hay tolerancia cero. Mientras que con el anterior equipo de Gobierno se toleraba a «la Dragona», «la Yaya», «la Ingobernable» en espacios ocupados, nosotros les hemos desalojado a todos.

De cara a las elecciones de mayo, quería preguntarle, como coordinadora de Cs en Madrid, si se presentarán a las autonómicas.

Sí.

¿Piensa ya en algún candidato?

Tenemos muchos, pero este partido es democrático, tenemos primarias y yo soy una persona de consenso, no soy autoritaria, no me gusta imponer. Hay que consensuarlo y permitir que los afiliados tengan voz.

Y en las municipales, ¿habrá candidatura de Cs al menos en las grandes ciudades de la región?

Sin lugar a dudas. Además, en Madrid hemos conseguido aguantar la embestida bastante bien. Tenemos el poder territorial de 2019 con presencia en un número de gobiernos que quizás la gente no recuerde, también en grandes ciudades. Tenemos la Alcaldía de ciudades como Alcobendas o El Molar y Valdemoro... y estamos gobernando bien. Eso nos ha dado oxígeno para abordar este último año.

Entrevista a la Vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacis.
Entrevista a la Vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacis. FOTO: Jesús G. Feria La Razon

¿Qué le pareció el comunicado de renuncia a su militancia de Ignacio Aguado?

Respeto todo lo que diga la gente, no suelo hablar de este tipo de cosas. Es muy respetable, yo soy liberal, admito la queja, la libertad de expresión y el sentir de otra gente. Pienso, conociendo a Ignacio, que debería recordar que seguimos siendo, seguro que a sus ojos también, el mejor partido. El que más concilia con todo lo que él ha defendido siempre, seguimos siendo mejor partido que el PP o el PSOE, sin tener un solo caso de corrupción o de financiación ilegal. El único partido que no se reparte jueces y que defiende que se tiene que despolitizar el Poder Judicial, el único que defiende que no se deben repartir las televisiones. Ahora, dentro del equipo de refundación, vamos a ser el único partido que empiece a decir en este país verdades incómodas que se tienen que empezar a decir. Veréis cómo nos quedamos solos defendiéndolas, pero va a haber muchos españoles que se reconozcan en nuestra voz porque saben que es verdad y que hay que hacer algo.

Dígame una de esas verdades incómodas

Te puedo poner un ejemplo: somos el único partido en España que defiende que, en un momento como éste, no se pueden seguir subiendo las pensiones. Hay una generación, que va a ser la nuestra, que lo va a tener muy complicado y nadie se atreve a decirlo. El PP y el PSOE lo saben, pero no lo dicen porque temen perder votantes. Quizá, estando en una posición como en la que estamos actualmente, podemos ser más valientes y arriesgar más. Nos va a permitir hacer la política que tiene que hacer un partido liberal. Y no lo hacíamos o no lo decíamos tan abiertamente cuando teníamos miedo a perder votos como estos partidos, pero tiene que empezar a hablarse de esto en España.

¿Le interesa al PSOE y al PP que Cs desaparezca de todas las administraciones?

Les interesa que haya menos competencia y tener más libertad. Pero cuando se habla de libertad, una cosa es que tú propongas una ciudad libre y otra cosa es que pidas libertad para ti como gobernante. Son cosas muy distintas. Toda la libertad que gane yo como gobernante y todas las limitaciones que pierda, las pierde la ciudadanía. Hemos visto los efectos de esto en el pasado: los grandes casos de corrupción. La corrupción es más fácil cuando los gobernantes tienen más libertades y son menos fiscalizados. No ha salido a día de hoy un solo caso de corrupción de un gobierno en coalición con Ciudadanos. Y no es casualidad.

Muchas veces se habla del fichaje de Villacís por el PP. ¿Nunca veremos ese escenario?

Muchas veces ese escenario ha sido despejado.

Por tanto, nunca lo veremos.

Yo es que soy liberal. El PP es un partido al que yo respeto mucho porque gobierno con él y porque respeto a muchos de sus políticos. Creo que lo que funciona bien es el Partido Popular con Ciudadanos. La filosofía liberal y la conservadora están funcionando muy bien. Yo me identifico con el proyecto de centro liberal. Y hay otra cosa que tiene más que ver con una cuestión personal, filosófica. Yo no me puedo levantar un día creyendo en todo lo que defiende un partido que no es el mío. Yo creo en la eutanasia, por ejemplo. Como jurista, siempre he defendido la despolitización del Poder Judicial y no puedo cambiar de un día para otro. Y creo en la independencia de los agentes controladores o de Televisión Española. Es lo que me parece más llamativo de la gente que cambia de un día para otro de partido. ¿Has cambiado todo eso que llevas criticando toda la vida? No es una cuestión de siglas, es una cuestión de lo que tú defiendes. Y, sin embargo, puedo gobernar con gente que piensa así, tratando en la medida de lo posible de moderar todo eso. El mejor PSOE lo vimos en el «Pacto del abrazo» y el mejor PP lo vemos cuando compite con Ciudadanos.