Sociedad

Hallazgo

El santuario de caza de Pinilla del Valle, en Madrid, revela que los Neandertales tenían capacidad simbólica

Los 35 cráneos de mamíferos de hace 40.000 años hallados cuestionan nuestro papel como único sapiens en la evolución de la vida en el planeta

Enrique Baquedano y algunos de los cráneos hallados en la Cueva Des-Cubierta (Pinilla del Valle, Madrid).
Enrique Baquedano y algunos de los cráneos hallados en la Cueva Des-Cubierta (Pinilla del Valle, Madrid).Javier Truebafreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1012e55c

Quitaban la mandíbula y el maxilar superior, consumían sus sesos y conservaban el cráneo con los cuernos o astas. Y lo hacían solo con grandes mamíferos de patas terminadas en pezuñas: bisontes (Bison priscus), los extintos uros (Bos primigenius), ciervos (Cervus elaphus) y rinocerontes de la especie también desaparecida Stephanorhinus hemitoechus. No se han encontrado restos de otros animales, como pudieran ser caballos. Y siempre se hacía siguiendo el mismo ritual. En total son 35 los cráneos encontrados que datan de hace 40.000 años y que revelan uno de los hallazgos arqueológicos más relevantes de los últimos años: que los neandertales, y no solo nuestra especie, la de los sapiens, como se creía hasta ahora, tenían capacidad simbólica. ¿Qué significa esto exactamente? “Hasta ahora pensábamos que éramos los únicos de la especie humana capaces de dotar a determinados objetos de significado conceptual, éramos los únicos con capacidad para atribuir conceptos a los símbolos. Por poner un ejemplo, un logotipo de una marca deportiva, nos puede sugerir muchas cosas, pero el hallazgos de Cueva Des-Cubierta obliga a compartir ese espacio intelectual con los Neandertales “, detalla a LA RAZÓN el arqueólogo Enrique Baquedano, director del Museo Arqueológico y Paleontológico Regional, que ha liderado el proyecto junto con el paleontólogo Juan Luis Arsuaga, y el geólogo Alfredo Pérez-González. Así, el descubrimiento abre puertas a un nuevo concepto sobre esta especie de homínido y cuestiona nuestro papel como único sapiens en la evolución de la vida en el planeta.

El descubrimiento se ha realizado en lo que vendría a ser un santuario de caza de los neandertales en Pinilla del Valle, exactamente en lo que se conoce como Cueva Des-Cubierta (denominada así porque no se conserva el techo). “En este lugar, que es una zona de una cueva de una sola galería, que la bauticé como “Monumental”, empezaron a salir un montón de cráneos. No estaba todo lo que hay detrás de la cabeza, habían quitado la mandíbula y el maxilar superior y dejado la zona frontal y de cornamenta de cuatro especies. Son todos machos y están todos asociados a pequeños restos de fuego”, explica Baquedano. Junto a esos cráneos aparecieron utensilios líticos musterienses, típicos de los Neandertales, así como yunques y los percutores utilizados para fracturarlos.

Las investigaciones realizadas, publicadas en la la prestigiosa revista científica “Nature Human Behaviour”, han llevado a concluir que los que depositaron estos restos no vivían exactamente en lo que se considera esa especie de santuario, sino a unos cien metros de distancia, al abrigo de Navalmaíllo, donde sí hacían grandes hogares para secar pieles, cocinar o ahuyentar depredadores.

Varias expertas analizan los restos hallados
Varias expertas analizan los restos halladosComunidad de Madridfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1012e55c

Los investigadores creen que los neandertales exhibían la parte más agresiva del animal a modo de trofeo. No se trataba de algo puntual, sino perpetuado a lo largo del tiempo, lo que hace pensar que formaba parte de la transmisión cultural del mismo clan. “Siguiendo el principio de la Navaja de Ockham, pensamos que los cráneos eran trofeos de caza y su exhibición tenía como objetivo manifestar valentía, inteligencia y astucia. Dicho de otro modo, se muestran para presumir, es una ostentación de poder, la justificación de la jefatura y manifestación de mando”, Explica Baquedano. Aunque solo se trata de la explicación que consideran más simple porque también han valorado que pudiera tratarse de un rito. “Todos los grupos tienen unos ritos iniciáticos, como los del paso de la juventud a la madurez, como ocurre con los masais, que tienen que cazar un león. En el caso de los toros, podría tratarse de magia propiciatoria o simpática, que consiste provocar la aparición de animales para poder seguir cazándolos. Es decir, se trataría de una forma de favorecer la caza”. A esto se une que, en torno a los ritos de caza “es muy frecuente que haya danzas, cantos y música de percusión”. Si bien considera que se trata de pura especulación porque “los sonidos no fosilizan”.

Lo cierto es que el descubrimiento se ha convertido en la llave de la puerta que da entrada a investigar en estos campos especulativos y se empezarán a publicar numerosos artículos sectoriales que abunden en el descubrimiento porque la cavidad se descubrió en 2009. Las investigaciones se han realizado en el Calvero de la Higuera de Pinilla del Valle, zona arqueológica protegida como Bien de Interés Cultural (BIC), durante todos los veranos, incluso en tiempos de pandemia. Porque yacimientos como el de cueva Des-Cubierta, hay varios en el mundo, pero no se conoce por ahora ninguno en el que se hayan hallado restos de estas características de hace 40.000 años.

El yacimiento arqueológico de Pinilla del Valle
El yacimiento arqueológico de Pinilla del ValleComunidad de Madridfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1012e55c

Yacimientos de homínidos

La Cueva Des-Cubierta, junto con las cercanas Cueva del Camino, Abrigo de Navalmaíllo y Cueva de la Buena Pinta, son los únicos yacimientos en la Comunidad de Madrid donde se han encontrado restos fósiles de homínidos. Los estudios en estos yacimientos están permitiendo a los arqueólogos y paleontólogos desentrañar las claves del comportamiento de Homo neanderthalensis, así como conocer a los primeros Homo sapiens europeos, los Cromañones, en el yacimiento de Cueva Chica, descubierto en 2021. Los yacimientos de Pinilla del Valle son considerados uno de los enclaves más importantes para entender los modos de vida y formas de interacción con el medio de los Neandertales.
El Parque Arqueológico del Valle de los Neandertales, abierto al público por la Comunidad de Madrid desde el año 2015, vuelve a abrir sus puertas el próximo 1 de abril. Los visitantes podrán conocer in situ este particular enclave. Además, la Comunidad ha construido el futuro Museo del Valle de los Neandertales, que será inaugurado en 2025 una vez se desarrolle el proyecto museográfico. Allí se podrá contemplar parte de los hallazgos procedentes de las excavaciones (originales y réplicas).Las excavaciones y trabajos de investigación en los yacimientos del Calvero de la Higuera están financiados por la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte, la Vicepresidencia y consejería Educación y Universidades de la Comunidad de Madrid, y por el Ministerio de Ciencia e Innovación. Además, la consejería de Familia, Juventud y Política Social cede cada verano el Albergue de los Batanes al equipo de investigación durante la campaña de excavación.