Cómo proteger el coche del coronavirus antes de volver a utilizarlo

Consejos para evitar contagios dentro del vehículo. Además, por seguridad, antes de iniciar la marcha conviene revisar los neumáticos, batería y otros elementos

Controles de la Policía Nacional en Pamplona
Eduardo Sanz Europa Press

Después de estar un mes entero confinados, millones de españoles se reincorporan en estos días a sus puestos de trabajo y van a tener que utilizar de nuevo el coche, que ha permanecido aparcado y sin usar durante este tiempo. Si usted está en este caso, le hacemos unas recomendaciones para volverse a montar en su vehículo con todas las garantías.

Porque el objetivo será volver a viajar seguro y alejar el riesgo de contagio por el coronavirus. Desinfectar correctamente el vehículo será en este aspecto, fundamental, sobre todo en aquellas superficies en las que el virus sobreviva durante más tiempo, como el acero y los plásticos. Estos últimos los encontramos profusamente tanto en el interior como en el exterior del coche y en este medio el virus es capaz de vivir hasta tres días. Por ello, es aconsejable limpiar estas superficies cada vez que usemos el coche.

Para conseguirlo eficazmente prestaremos especial atención a aquellos elementos que han estado en contacto directo con las manos, como el volante, la palanca del freno de mano, el cambio, los tiradores, los elevalunas, las palancas de luces, equipos electrónicos, etcétera. Sin olvidar las pantallas cuando son táctiles y los mandos de la radio u otros sistemas que se activen por los botones. Las alfombrillas, mandos y llaves son igualmente importantes para conseguir nuestro objetivo de alejar el peligro de contagio. En cuanto a los productos más recomendables, la lejía, los detergentes con un alto porcentaje de alcohol y el vinagre de vino blanco se postulan como los grandes favoritos. No se recomiendan las soluciones con amonio sobre las pantallas, ni el peróxido de hidrógeno en determinadas superficies. Otra medida deseable es la de ventilar el vehículo.

Capítulo aparte merece la seguridad a la hora de ponernos al volante. Hay que tener en cuenta que el coche llevará mucho tiempo parado y han podido deteriorarse algunos apartados, sobre todo si no somos muy cuidadosos de nuestro automóvil. Es importante comprobar la presión de los neumáticos, que los elementos de seguridad se encuentran en buen estado, que todas las luces funcionan o si la batería ha perdido su carga. Son detalles pequeños, pero que nos pueden dar grandes disgustos cuando nos fallan. Por desgracia, la puesta a punto y mantenimiento del vehículo es una de las asignaturas pendientes de los españoles, Según un estudio del comparador de seguros Acierto.com, uno de cada cuatro propietarios no revisa su coche ni lo prepara adecuadamente antes de emprender un viaje largo. Y hasta 2 de cada 5 conductores reconocen no haber realizado las revisiones obligatorias. Es más, uno de cada cinco, no sabe dónde ni cuándo se deben realizar estos trabajos que se hacen en los concesionarios de la marca. Otro dato es que el 60% de los conductores tampoco cambia los neumáticos a tiempo, ya que el 46,2% lo hace después de recorrer con ellos más de 50.000 kilómetros y el 11,7% tras superar los 65.000. Una cifra preocupante si tenemos en cuenta que los expertos establecen el límite alrededor de los 40.000 kilómetros.

Como nada más arrancar deberá ir probablemente a la gasolinera, deberá extremar las precauciones en este establecimiento ya que se estima que en los boquereles de los surtidores habitan casi tres millones de bacterias. Utilizar guantes desechables y tirarlos antes de volver al vehículo será fundamental. Para pagar lo haremos a través de la mampara de seguridad de la gasolinera, y preferentemente con tarjeta, evitando tocar cualquier otro objeto.

Respecto a los papeles, revise que tiene el seguro en regla para evitarse problemas. Desmintiendo algunos bulos que han circulado a través de las redes sociales durante las últimas semanas, en caso de accidente el seguro si nos cubre en este estado de alarma, incluso si nos estamos desplazando por alguna razón no contemplada por las autoridades. También hay que recordar que es posible conducir con el carnet y la ITV caducados, siempre que su vigencia haya vencido durante el periodo del estado de alarma.