El mercado de segunda mano dobla al de coches nuevos

Más del 30% de las ventas en España son de vehículos con más de 15 años y sin etiqueta medioambiental

FERIA VEHÍCULO DE OCASIÓN FERIA VEHÍCULO DE OCASIÓN

A pesar de que el mercado de coches de VO está sufriendo descensos en sus cifras de transacciones respecto a las registradas en 2019, la caída es menor que en el mercado de nuevos y actualmente se venden el doble de coches usados que nuevos, según fuentes del sector. Un dato negativo es que un tercio de las operaciones se llevan a cabo con vehículos de más de 15 años, que no tienen etiqueta medioambiental y son más contaminantes.

Las ventas de vehículos de ocasión cayeron un 1,1% en abril, hasta las 158.534 unidades, en comparación con las cifras de abril de 2019 -última referencia prepandemia. En los cuatro primeros meses del año, las ventas alcanzaron las 616.441 unidades, lo que supone un 32% más con respecto al mismo periodo del año anterior, pero un 6,7% menos si hacemos la comparativa con 2019.

Un tercio de las ventas de VO en abril no tienen etiqueta medioambiental y, por tanto, con mayores emisiones de NOx y de partículas contaminantes. En concreto, los usados de más de 15 años representan ya 3 de cada 10 operaciones, con 51.955 unidades vendidas en abril. Estas cifras ponen de manifiesto la urgencia de poner en marcha una estrategia eficaz de rejuvenecimiento del parque, que ayude a retirar de la circulación los vehículos más contaminantes.

El segundo tipo de coches de ocasión más vendidos por tramos de edad en abril fueron los modelos de entre 10 y 15 años. Aunque sufrieron una caída del 23,5% de las ventas en abril respecto al mismo mes de 2019, tuvieron un peso del 26,3% con 41.668 unidades, poniendo de manifiesto que el grueso de la demanda de usados se sitúa en los modelos de mayor antigüedad y kilometraje, que también son los de menor precio. Pero en cambio, los modelos de entre tres y cinco años aumentaron el 37,4% en abril con respecto al mismo mes del 2019, la mayor subida, aunque todavía representan únicamente el 12,1% del total de las operaciones. Por tipo de propulsión, el 60% de los vehículos vendidos fueron diésel, mientras que el 36,5% de las operaciones correspondieron a modelos de gasolina. Por su parte, los eléctricos apenas representan un 4% de las ventas, si bien aumentaron sus operaciones en un 228,4%. La mayor parte de las operaciones se realizaron entre particulares.