Músculo híbrido, pero también deportivo

Toyota reunió en el Jarama a un grupo de seguidores que pudieron probar las versiones GR, que son las más radicales

Toyota Day
Toyota Day FOTO: Francisco Carvajal Toyota

Hoy los automovilistas asocian Toyota a los coches híbrido, su verdadero músculo comercial, pero también es capaz de poner en el catálogo alternativas muy deportivas, tanto que en 2022 es la marca que ha ganado el Mundial de Rallies con el jovencísimo y prodigioso Kalle Rovanperä a los mandos de un Yaris.

El Yaris derivado para uso en carretera ha sido uno de los grandes protagonistas de la segunda edición de Toyota GR Day, que reunió el pasado fin de semana a miles de personas en el Circuito del Jarama que disfrutaron de tandas en el circuito, además de un buen número de actividades para divertir hasta a los más pequeños de la familia.

Junto con el Yaris GR, estuvieron a disposición de los medios de comunicación e invitados de la marca nipona las dos últimas creaciones de Toyota Gazoo Racing: el GR 86, sucesor del GT86, y el GR Supra M/T (Manual Transmission). Ambos mostraron su potencial en el circuito madrileño.

El fin de fiesta de esta reunión fue la foto de familia en la recta de meta del Jarama para cerrar una jornada de celebración para Toyota con hasta 30 deportivos de la marca japonesa. Toyota utiliza la competición como banco de pruebas para desarrollar sus coches, entre ellos los modelos GR SPORT y GR, que forman parte de la línea estratégica del fabricantes que permite llevar todo lo aprendido en la competición de la mano de Toyota Gazoo Racing hasta los modelos de calle.