Ford Kuga Vignale: de artesanía

El Ford Kuga busca su lado más exclusivo con la nueva versión Vignale. Un coche creado de forma artesanal, con el máximo lujo y tecnología.

Lleva el logotipo Vignale en las puertas.
Lleva el logotipo Vignale en las puertas.

El Ford Kuga se une a la gama Vignale, la que distingue a los modelos más elegantes, lujosos y exclusivos de la marca. Tras el lanzamiento en 2015 del Mondeo, a la familia Vignale se han sumado también el monovolumen deportivo S-Max y el Edge, el SUV grande del fabricante americano. Y ahora, a todos ellos se une el Kuga, el todocamino compacto que ya vimos como Kuga Vignale en el pasado Salón de Ginebra.

El Kuga Vignale es un SUV creado con un exquisito trabajo artesanal. El modelo, que seguirá fabricándose en Almussafes, donde se encuentran las instalaciones de Vignale Centre (centro de referencia en el mundo) llama la atención en el exterior por su parrilla hexagonal, los cromados y los emblemas Vignale. También por unas llantas de aleación de 19 pulgadas o por el color exclusivo Milano Grigio.

Pero donde más se nota el mimo en la fabricación del coche es en el interior. Ahí la artesanía salta a la vista, con detalles como los asientos tapizados en cuero Windsor, con costuras hexagonales acolchadas. Y en cuanto a aspectos mecánicos, el Kuga Vignale optará por los motores más potentes. En gasolina se ofrecerán dos variantes: 1.5 EcoBoost de 150 CV y 182 CV, con cambio automático Powershift y tracción total inteligente. En cuanto al diésel, se ofrecerán el 2.0 TDCi de 150 CV, que estará disponible con cambio manual o Powershift, además de con tracción delantera o tracción total inteligente. Y por encima, el 2.0 TDCi de 180 CV, con cambio manual o Powershift, pero siempre con tracción total inteligente.

Más información sobre el Ford Kuga Vignale.