Isidre Esteve y su copiloto Chema Villalobos disputarán su cuarto Dakar

Con este Dakar, conseguirá el piloto ilerdense un record casi histórico no sólo por llevar 14 participaciones, diez en motor y cuatro en coches, sino por haber abordado estas cuatro últimas tras su lesión de médula que le mantiene en una silla de ruedas.

Esteve es un ejemplo de superación. Su lesión en la médula le impidió seguir compitiendo al máximo nivel sobre dos ruedas, pero eso no supuso un problema para abordar otro reto, como es el de competir en los coches como forma de continuar con su pasión y como esfuerzo personal que es un ejemplo para todos los participantes. Esteve y Villalobos compiten con un coche totalmente patrocinado por Repsol, al que se han añadido algunos otros patrocinadores como Vidafone.

El piloto confía en mejorar este año y estar más arriba en la clasificación que en año pasado, en el que terminóp en el puesto 19. "Creo que tenemos un buen equipo, ha declarado, y estamos muy contentos ya que hacemos lo que nos gusta, nos vamos de carreras y estamos con los mejores. El valor más grande de este equipo es el valor humano, esto es lo que hace que este equipo sea especial. Es un equipo distinto. Todo está hecho con una ilusión enorme".

Dentro de su coche adaptado, que va decorado con los colores de Repsol, Esteve cuenta con un cojín inteligente que le permite no sufrir lesiones en el tronco inferior, debido a que no tiene movilidad. Este Dakar será distinto a los anteriores ya que la mayor parte del recorrido es sobre arena. Se corre íntegramente en Perú y sin entrar como otros años en Argentina o Bolivia, y tendrá 10 dias de duración.