Los motores diésel tienen todavía una larga vida por delante en el automóvil

Luis Antonio Ruiz lleva desde 2010 presidiendo Jaguar Land Rover España
Luis Antonio Ruiz lleva desde 2010 presidiendo Jaguar Land Rover España

Su visión sobre el mundo del automóvil es diferente a la que manifiestan la mayoría de los directores de otras empresas del sector, pero es algo que, en su opinión, es natural. «Cada marca cuenta sus previsiones según su conveniencia y en función de su estrategia. Hay que tener en cuenta que cada cual tiene sus problemas e intenta solucionarlos». Según Luis Antonio Ruiz, Presidente de JLR en España y Portugal, para prever las tendencias de futuro en este sector es preferible remitirse a los estudios independientes que elaboran agencias externas.

Por ello, estima que aún le queda mucho tiempo de vida a los motores de combustión interna. «No vamos a salir del diésel tan rápidamente como se piensa», afirma. Cree en el desarrollo de los coches eléctricos y tanto Jaguar como Land Rover, las dos marcas que representa en España y Portugal, sacan modelos electrificados este mismo año, «pero en el año 2020 los coches eléctricos únicamente representarán, como mucho, la quinta parte del mercado». Lamenta que nuestro país no sea líder en algunas energías alternativas, como la solar.

Otra de las preocupaciones en el horizonte, como ocurre con todas las empresas de origen británico, es el fenómeno del «brexit», que afectará especialmente a la industria del motor. En su opinión, no hay vuelta atrás en este proceso y derivará en el establecimiento de algún tipo de arancel para los vehículos fabricados en Reino Unido. Este aspecto negativo puede, en el caso de Jaguar y Land Rover, puede, en parte, paliarse con el funcionamiento de las dos factorías que el grupo británico, hoy en manos de la multinacional india Tata Motors, tienen situadas en Austria y Eslovaquia. Asimismo de las compras de componentes que el grupo realiza en empresas suministradoras no británicas. Parece probable que, debido a estos aranceles, se incrementen las ventas de las dos marcas a las que representa en el mercado interior. Pero no se sabe aún el alcance de la repercusión de costes que tendrá el proceso y de que forma puede afectar a los precios que puedan tener los productos en nuestro país, ya que se espera algún tipo de política comercial especial por parte de las direcciones de ambas marcas.

Luis Antonio Ruiz muestra su preocupación, además, por otros temas relacionados con el automóvil, como por ejemplo el hecho de que tener un coche ya no es una de las prioridades para las nuevas generaciones. Quizás por la situación económica de los más jóvenes. Pero la realidad es que cada vez son menos los nuevos carnets de conducir que se emiten y ello significa una tendencia.

Coches eléctricos

Sobre el tema de adquisición de nuevos vehículos, opina que las compañías de «renting» están penalizando en exceso a los vehículos con motores diésel y a las nuevas tecnologías. Quizás porque, como están cambiando muy rápidamente, las empresas no saben qué valoración tendrán estos vehículos dentro de unos años. Por ello, las financieras de las propias marcas están siendo más dinámicas y creciendo en el número de las operaciones.

La evolución del mercado y el crecimiento imparable de los SUV a lo largo de los últimos años es otro de los factores que estudia el presidente de JLR. «Ahora representan el 34% del mercado y seguirán creciendo, al menos a medio plazo. La preferencia de los clientes está evolucionando de las berlinas a los todocamino».

En esta línea, Jaguar tiene bien situado el F-Pace y ha presentado recientemente el E-Pace, de dimensiones más ajustadas. «Para Jaguar –dice Ruiz– es un segmento con el que estamos realizando conquista de mercado, ya que la mayoría de nuestros clientes provienen de otras marcas. Estamos notando además un fuerte rejuvenecimiento en la edad media de nuestros clientes, que con el E-Pace se sitúa incluso por debajo de los cuarenta años».

Para el año que viene la marca británica tiene previsto el lanzamiento del I-Pace, un todo terreno de lujo que se moverá por energía eléctrica. «Al no tener que llevar un motor de explosión se ha ganado mucho tanto en la aerodinámica como, sobre todo, en el espacio destinado a los equipajes, que es enorme. El diseñador Ian Callum ha hecho un magnífico trabajo».

Además de Jaguar, Land Rover también tiene previsto un modelo eléctrico para su Range Rover. Dentro de la gama de esta marca de todo terreno el último modelo aparecido en el mercado es el Velar, que destaca tanto por su eficacia en cualquier tipo recorridos fuera del asfalto, lo cual es normal dentro de la firma, como, sobre todo, por la belleza de líneas del último diseño del estilista Gerry Mc.Govern.