MENÚ
martes 18 junio 2019
00:10
Actualizado

¿Por qué razón tecnológica Toyota elige correr en Resistencia y no en la Formula 1?

La propulsión híbrida que utiliza en las carreras de resistencia ofrece soluciones más innovadoras que se adaptan mejor a sus futuros coches de calle

  • ¿Por qué razón tecnológica Toyota elige correr en Resistencia y no en la Formula 1?
Le Mans (Francia).

Tiempo de lectura 2 min.

13 de junio de 2019. 00:17h

Comentada
Fran Castro.  Le Mans (Francia). 13/6/2019

ETIQUETAS

La competición siempre fue, es y será un laboratorio perfecto para los fabricantes de coches. Un escenario donde experimentar, probar mil cosas y buscar un punto de partida técnico que desarrollar. El afán por ganar lleva a encontrar soluciones técnicas muy avanzadas, ya sea para correr más, para ser más eficientes o para encontrar la forma de producir más energía eléctrica en las frenadas y así aumentar la capacidad o la autonomía de las baterías. Algo que luego puedan aportar a sus vehículos de calle. La propulsión híbrida y 100% eléctrica es el presente y el futuro en el mercado y en la actualidad dos competiciones como el mundial de Resistencia y la Fórmula 1 aplican esta tecnología, pero de forma diferente. La Formula 1 dispone de un sistema muy complejo que, incluso, es difícil de entender para el aficionado.

Sin embargo, en el Mundial de Resistencia, donde este fin de semana Toyota disputa las 24 horas de Le Mans, el esquema es más fácil, un motor de gasolina en combinación con otro eléctrico. El mismo sistema que usan sus modelos de calle. En esta carrera se necesita un coche rápido, que consuma poco y que el sistema híbrido se autorecargue de la forma más eficaz.

El propio Alonso, que el domingo puede proclamarse campeón del mundo de esta especialidad, afirmó el miércoles que este campeonato resulta más avanzado: "Creo que, en tecnología, estos coches están un paso por delante de la Fórmula 1, sólo porque las reglas permiten experimentar, son más abiertas. En F-1, con todas las restricciones que han ido poniendo en los últimos diez años, la tecnología está un poco limitada. El sistema híbrido ayuda un poco, pero hay un montón de limitaciones, con la electrónica, el sistema de recuperación o el despliegue", dijo el asturiano. "Aquí tienes más libertad y así la tecnología es más avanzada, los neumáticos creo que también están aquí un paso por delante, porque en Fórmula 1 quieren neumáticos que se degraden y que ofrezcan un buen espectáculo; y aquí tienes neumáticos con los que puedes hacer 600 kilómetros en cuatro relevos y estar todo el rato en la misma décima", explicó. "Y eso, para un piloto es magia, porque puedes pilotar con tu instinto y poner el neumático al límite, ya que sabes que siempre va a estar ahí, no necesitas guardarte nada. Y es muy bonito conducir así, estos LMP1”, terminó.

Últimas noticias