La Guardia Civil busca las comunicaciones de los Mossos el 1-O en su comisaría de Lérida

También ha solicitado diversa documentación y el volcado del contenido de los teléfonos de dos de los mandos de la policía catalana en la demarcación

La Guardia Civil ha acudido hoy a la comisaría central de los Mossos d'Esquadra en Lérida por el 1-O
La Guardia Civil ha acudido hoy a la comisaría central de los Mossos d'Esquadra en Lérida por el 1-O

La Guardia Civil ha acudido hoy a la comisaría central de los Mossos d'Esquadra en Lleida con una orden judicial para acceder a las grabaciones de la centralita de comunicaciones de la policía catalana en la demarcación durante el 1-O.

La Guardia Civil se incautó ayer, en la comisaría de los Mossos D’Esquadra de Lérida, de las cintas que fueron grabadas durante los distintos servicios prestados en pasado 1-O. La operación. como la realizada el martes en Reus, forma parte de un conjunto (una veintena en total) que son consecuencia del supuesto incumplimiento de las órdenes emanadas del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para que los Mossos impidieran las votaciones del referéndum ilegal. Según han informado a LA RAZÓN fuentes de la investigación, se trata de determinar si desde las emisoras sitas en las comisarías de los Mossos se dieron órdenes para que no se cerraran los centros de votación; las comunicaciones de los agentes que estaban sobre el terreno con la central de radio; y, si las hubiera, la requisa de instrucciones por escrito sobre la forma de actuar durante ese día y las jornadas anterior y posterior.

Según el TSJC, el juez ofició a la a la Guardia Civil para que accediera a las grabaciones de la centralita de comunicaciones de los Mossos d’Esquadra en la zona de Lérida durante el 1-O, así como en las horas anteriores y posteriores al referéndum, que había sido suspendido por el Tribunal Constitucional. Estas pesquisas, la realizada en Reus el martes y las que probablemente seguirán en los próximos días en otros lugares, forman parte de la investigación sobre la supuesta pasividad para impedir la votación. La Benemérita ha aportado ya a la Justicia numerosas evidencias que acreditan la inacción en muchos casos de los agentes autonómicos.

Estas investigaciones discurren de forma paralela a la causa abierta en la Audiencia Nacional.