Trampas G y feromonas específicas para luchar contra la procesionaria del pino

La Comunidad destinará cerca de 1,2 millones hasta 2023 para combatir el insecto con tratamientos fitosanitarios en los montes de la Región

El director general del Medio Natural, Fulgencio Perona, durante su visita a los trabajos de fumigación para combatir la procesionaria
El director general del Medio Natural, Fulgencio Perona, durante su visita a los trabajos de fumigación para combatir la procesionaria

La protección del entorno natural de la Región de Murcia se verá intensificada por parte de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente debido a la inversión de cerca de 1,2 millones de euros que se destinará hasta 2023 para combatir la procesionaria del pino en los montes de la Comunidad, y entre las medidas se encuentra la donación de las denominadas trampas G y feromonas específicas a los particulares que lo soliciten.

Así lo detalló hoy el director general del Medio Natural, Fulgencio Perona, quien ha explicado que a partir de octubre se comenzará a poner en marcha la contratación del tratamiento fitosanitario en montes públicos.

«Anualmente desde el 2007, se realizan prácticas selvícolas destinadas a favorecer la vitalidad del arbolado, tratamientos aéreos si procede, tratamientos con vehículos terrestres o instalaciones de trampas de feromonas en montes».

Asimismo, aquellos particulares que tengan grupos reducidos de árboles o pinos aislados, podrán proceder a la retirada y destrucción manual de nidos, pulverizar directamente sobre el bolsón con productos fitosanitarios autorizados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación o bien pueden colocar unos anillos que rodean al tronco del pino y capturan las orugas, evitando que lleguen al suelo.

Por otra parte, la Administración regional ha recomendado «precaución» a las personas que salgan a disfrutar del monte durante el meses de marzo, pues las procesiones y enterramientos serán visibles, «debiendo evitar el tránsito por masas forestales donde se aprecien bolsones aquellas familias con niños pequeños, principalmente los días de viento y calurosos».

Además, ha pedido «especial atención» a las mascotas domésticas en estas áreas, ya que al comerlas u olfatearlas pueden producirse cuadros alérgicos que afecten seriamente a los animales.