La Región de Murcia prohíbe las quemas agrícolas mientras dure el estado de alarma

Se hará excepciones en aquellos supuestos adecuadamente justificados, que sean previamente valorados y autorizados por el ayuntamiento correspondiente

Almería.-Coronavirus.-La Junta levanta la suspensión de las quemas agrícolas ante la "vuelta a la normalidad"
Quema agrícola de rastrojos JUNTA DE ANDALUCÍA

La Comunidad Autónoma ha prohibido la quema de restos vegetales procedentes de poda en zonas próximas a los núcleos urbanos de los municipios mientras el Gobierno central mantenga el estado de alarma, según la Orden de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente que recoge este miércoles el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM).

El Gobierno autonómico da respuesta así al requerimiento de la Fiscalía de la Región de Murcia respecto a la necesidad de que las administraciones públicas --la regional y las locales-- extremen las medidas en relación con las quemas agrícolas y su impacto sobre la salud y el medio ambiente en un contexto como el actual, marcado por la crisis del COVID-19.

La Orden, suscrita por el consejero del ramo, Antonio Luengo, apunta que incluso durante las semanas en que el país se encuentra en situación de estado de alarma, la Región ha reportado casos de quemas en entornos de núcleos urbanos, cuyos humos y molestias afectan a una población que ya se encuentra en riesgo sanitario por los efectos del coronavirus.

Normalmente, este tipo de prácticas se rigen por otra Orden que autoriza, con carácter general, la quema controlada de restos vegetales procedentes de la poda u otras operaciones de cultivo generados en la propia explotación. No obstante, la aplicación de esta norma estará sujeta al cumplimiento de las Ordenanzas municipales y de la legislación en materia de medio ambiente y salud pública.

Excepciones

En el actual contexto, la Comunidad Autónoma permite la quema, con carácter excepcional, en aquellos supuestos adecuadamente justificados, que sean previamente valorados y autorizados por el ayuntamiento correspondiente, ante la imposibilidad de la eliminación mediante otros sistemas prioritarios como su valorización por un gestor autorizado, o su incorporación al suelo mediante triturado o picado.

En todo caso, la Orden publicada este miércoles señala que la quema excepcionada se deberá realizar evitando molestias a los vecinos y poniendo previamente en conocimiento de la Policía Local o el Servicio de Extinción de Incendios, quienes podrán impartir instrucciones concretas sobre el modo de realizarla.