Sanidad recomienda a Murcia realizar 2.000 pruebas PCR diarias a los casos sospechosos

Un informe de la Dirección General de Salud Pública avala la gestión de la Región, pero recomienda realizar un seguimiento “estrecho” de la movilidad en la desescalada

Murcia pasará a fase 2 a partir de mañana lunes
Un hombre con mascarilla camina este domingo por la playa de Rihuete, MazarrónMarcial GuillénEFE

La evolución del coronavirus en la Región de Murcia ha tenido poca incidencia desde el inicio de la pandemia, lo que ha permitido que la comunidad haya podido avanzar en las fases de desescalada con el aval del Ministerio de Sanidad. Así se recoge en el informe de la directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio, publicado el pasado 8 de mayo, donde se detalla que el número reproductivo básico instantáneo de la Región está por debajo de 1 desde el 1 de abril, “por lo que se puede considerar que la circulación de SARS-CoV-2 es de nivel bajo”. No obstante, y ante el bajo nivel de inmunidad de la población, el Ministerio apunta a la necesidad de la Región de “realizar un seguimiento estrecho de la situación epidemiológica y de la movilidad para valorar de forma continua el impacto de las distintas fases de la desescalada”.

De la misma manera pone el foco en la capacidad para realizar pruebas PCR. Según Salud Pública, y con las pruebas aportadas por la Consejería de Salud, “se han realizado PCR al cien por cien de los casos sospechosos atendidos a nivel hospitalario, pero a nivel global, el número máximo diario que se podrían realizar es de 2.000 PCR diarias, frente a las 600 o 700 que se hacen cada día. Por tanto, aún está lejos de superar su capacidad del laboratorio”.

Asimismo, en cuanto al refuerzo en recursos humanos, la Región de Murcia ha aumentado la plantilla del personal en un 4 por ciento desde el 1 de marzo, “siendo en su mayoría refuerzo en la atención hospitalaria y en los servicios de Emergencias”. Por eso, desde Salud Pública se recomienda reforzar el personal dedicado a la vigilancia epidemiológica para la “adecuada identificación y seguimiento de los contactos de los afectados”.

Al parecer, según la fecha en la que se publicó, en los últimos 14 días se había contabilizado dos nuevos casos y ninguna defunción, y no se registró ningún nuevo caso desde el 22 de abril hasta el 4 de mayo.

También remarca que la inicidencia acumulada más alta se dio en dos municipios, Abanilla y Santomera, tras registrar brotes en residencias, mientras que la tasa de ingresos de covid-19 por cada 100.000 habitantes era del 0,13 por ciento. Según el informe, en la Región de Murcia “existen 70 centros residenciales de los cuales diez han tenido algún caso de infección”.

El Ministerio también pone de relieve el mecanismo de coordinación puesto en marcha desde Atención Primaria para realizar un diagnóstico rápido y coordinar la respuesta entre todos los niveles asistenciales. “El procedimiento actualizado está basado en Atención Primaria y en el rastreo desde el Servicio de Epidemiología, para la detección rápida de los casos y el seguimiento estrecho de los casos confirmados”.

Así, se asegura que en la Región se han desarrollado y actualizado estos procedimientos según los parámetros dictados por el Ministerio de Sanidad para la realización de pruebas PCR a todos los casos sospechosos. “El Servicio Murciano de Salud (SMS) se ha adaptado y se ha realizado un refuerzo de personal para la realización de estas actividades”, consiguiendo realizar PCR al 41,8 por ciento de los casos con síntomas en una semana.

No obstante, también apunta a la necesidad de “consolidar” este tipo de detección “precoz, seguimiento y aislamiento” de los contactos, “para que se pueda conocer la capacidad real de diagnóstico y seguimiento de los casos confirmados y sus contactos”.

Capacidad hospitalaria

En el ámbito hospitalario, el Ministerio detalla que los planes de contingencia del SMS a fecha 3 de mayo era de 24,4 camas por cada 10.000 habitantes para casos agudos, y de 2,95 por cada 10.000 habitantes para acoger en cuidados críticos. “Esto supone una capacidad de hospitalización algo menor que a nivel de España, y similar en las UCI”. No obstante, señala que el 51,2 por ciento de las camas de agudos así como el 72,9 de las UCI, “se encuentran actualmente libres”.

De este modo, también señala que, llegado el caso, la Región ha incrementado y previsto la capacidad de camas según lo previsto en el plan de contingencia, pudiendo llegar a convertir 45,4 camas de hospitalización por cada 10.000 habitantes en el plazo de una semana.

En lo referente a las residencias de mayores, el Ministerio explica que en la Región se han establecido planes de contingencia en centros públicos y concertados, “existiendo mecanismos de activación y coordinación entre los servicios de Inspección, Salud Pública y Atención Primaria”. Así, incide en que se han realizado intervenciones en seis centros residenciales, donde se han concentrado casi todos los diagnosticados por covid-19″, esto es, el caso de la residencia Cáser de Santo Ángel.

Pese a todo, el informe explica que la Comunidad ha realizado acciones de prevención, formación y desinfección en diez centros con algún caso de coronavirus, “y se vienen realizando visitas multidisciplinares de seguimiento. Además, se han reforzado las medidas de protección colectiva”.