Don Rodrigo Díaz de Carreras visita a Sánchez en Moncloa

El presidente pregona que el Consejo de Ministros aprobará hoy la revalorización de las pensiones, ¡cuando ya se sabía y estaban revalorizadas!

GRAF3511. MADRID, 21/01/2022.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, da un discurso mientras participa en un acto sobre sostenibilidad turística celebrado en el ámbito de la Feria Internacional de Turismo FITUR 2022, este viernes, en Madrid. EFE/ Chema Moya
GRAF3511. MADRID, 21/01/2022.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, da un discurso mientras participa en un acto sobre sostenibilidad turística celebrado en el ámbito de la Feria Internacional de Turismo FITUR 2022, este viernes, en Madrid. EFE/ Chema Moya FOTO: Chema Moya EFE

Don Rodrigo Díaz de Carreras es el protagonista de una de las fascinantes composiciones de Les Luthiers, el veterano y exitoso grupo musical argentino, que también ha triunfado en España. Don Rodrigo es un «adelantado», que llegó a América antes que Colón y protagonista de peripecias insólitas y desternillantes, como fundar Caracas, «en el mismo centro de Caracas, sin darse cuenta de que ya estaba fundada». Ahora, mientras el mundo tiembla ante los vientos de guerra que suenan en Ucrania, al mismo tiempo que intenta superar la sexta ola de la pandemia y España vive la precampaña electoral de Castilla y León, el espíritu del «adelantado» Díaz de Carreras visita La Moncloa para confirmar lo obvio.

Pedro Sánchez, en el centro de casi todos los líos –desde la reforma laboral hasta el rechazo de Podemos a cumplir con la OTAN–, siempre resistente, recurre a la distracción más sensible. El presidente pregona que el Consejo de Ministros aprobará hoy la revalorización de las pensiones, ¡cuando ya se sabía y estaban revalorizadas!, a falta de un trámite mínimo que todos los años se sustancia por estos días. Todavía más, algunos pensionistas ya han cobrado, en los últimos días, ese aumento, porque los bancos en los que tienen domiciliadas esas percepciones adelantan el pago unas fechas y ya tienen el dinero de la subida en sus cuentas. Por eso, el anuncio de Sánchez –legítimo, pero no falto de cierta demagogia– de un aumento ahora de las pensiones puede generar confusión y falsas expectativas, al menos entre los menos advertidos. La política es así y tan importante como hacer cosas es convencer de que se hacen. Los pensionistas también acaban de recibir una carta del ministro Escrivá –que quiere, no sin razón, que todos los autónomos hagan declaración de IRPF– en la que anuncia la subida de un 2,5% de las prestaciones para 2022, como si fuera nuevo. Explica que las pensiones se revalorizarán todos los años con el «IPC medio», aunque no aclara que este año es mucho menos que el IPC interanual. En este caso, la diferencia no es baladí. El IPC medio en 2021 fue del 2,5% y el interanual del 6,5%, que es lo que ha subido la vida el último año. No se trata de discutir la norma, sino de llamar a las cosas por su nombre. El trámite de hoy en el Consejo de Ministros es obligatorio, pero con la crisis de Ucrania y el Ómicron en primer plano, presumir de subida de pensiones ahora es como cuando el «adelantado» intentó fundar Caracas en el centro de Caracas. El espíritu de Don Rodrigo Díaz de Carreras visita a Sánchez en La Moncloa.