La mayoría de los españoles valora positivamente a las Fuerzas Armadas

Al 79,9% le parece muy o bastante necesarias las tareas de las FF.AA en la ciberseguridad y en la prevención del terrorismo internacional

Big Data Defensa
Big Data Defensa FOTO: José Luis Montoro

En 2019 el Ministerio de Defensa publicó un informe de referencia del Observatorio Sociológico sobre las actividades, planes y programas del Plan de Cultura y Conciencia de Defensa. Era un intento serio de llenar el vacío de información sobre la Defensa, ya que el CIS llevaba años sin tratar el tema en profundidad.

De lo publicado en dicho informe, se extrae que el 52,2% de los ciudadanos tiene una opinión buena o muy buena de las Fuerzas Armadas españolas, frente al 15,4% que la tiene mala o muy mala.

España ha tenido 8 leyes de Educación desde 1980, una cada 5,2 años, y con cada una el nivel cultural de los alumnos ha ido empeorando, convirtiendo la escuela en un laboratorio social, y lugar de adoctrinamiento, en detrimento de lo que debería ser, un templo del conocimiento.

Big Data Defensa
Big Data Defensa FOTO: José Luis Montoro

Una de las funciones del sistema educativo debería ser, y no lo es, impartir conocimientos y valores. Uno de ellos es la defensa nacional, que brilla por su ausencia. Prueba de ello es que en el estudio del Ministerio de Defensa, solo al 38,4% de los jóvenes entre 17 y 31 años valora positivamente a nuestras FF.AA., cuando la media de todas las edades es del 52,2%. Del mismo modo hay un 20,7% de jóvenes que tienen una percepción negativa de nuestros ejércitos, que baja al 15,4% en la media de todos los segmentos de edad. Por lo tanto, los jóvenes son los que peor perciben a las Fuerzas Armadas. La educación, o mejor dicho la falta de educación de Defensa en el currículum escolar es culpable de esta desafección. Aunque tampoco es ajena a la misma la suspensión del servicio militar obligatorio que ha permitido que los varones españoles menores de 39 años no hayan servido a su país.

Los españoles mayoritariamente no cuestionan la existencia de los ejércitos, ya que para el 64,1% son muy o bastante necesarios. Por el contrario, para únicamente el 14,2% son poco o nada necesarios.

Con respecto a la ciberseguridad y prevención del terrorismo internacional, al 79,9% de los españoles les parece muy o bastante necesarias las tareas de las FF.AA., mientras que los que no las creen necesarias representan ton solo el 6,1%.

No existe ni una clara mayoría ni mucho menos unanimidad a la hora de valorar las misiones en el exterior, que son calificadas de muy o bastante necesarias por el 31,9% de la ciudadanía, mientras que el 22,5% las considera poco o nada necesarias.

El 50,8% de los ciudadanos afirma que le interesan los temas sobre seguridad, defensa y/o Fuerzas Armadas. Los que responden negativamente suponen el 37,5%. Nuevamente nos encontramos ante una fractura generacional, generada por la falta de educación en las escuelas e institutos y la suspensión del servicio militar obligatorio. En el segmento de 17 a 31 años se igualan los porcentajes de interesados y no interesados por la defensa; 42,8% ante el 42,1%. A medida que va avanzado la edad de los entrevistados aumenta el interés por los asuntos de Defensa y disminuye el porcentaje de los no interesados, llegando en el segmento de más de 65 años al 65,7% los interesados y bajando al 27,6% los no interesados.

La agresión rusa a Ucrania, está despertando conciencias entre los adormecidos ciudadanos españoles y europeos en general. La necesidad de fortalecer el vínculo transatlántico entre Europa y EEUU, más necesario que nunca tras el despertar de la bestia rusa. La seguridad que infunde a los países su pertenencia a la Alianza Atlántica está haciendo plantearse abandonar la neutralidad a Suecia y Finlandia, únicos países miembros de la UE y vecinos de Rusia no integrados en la OTAN. Por lo que el cerco occidental a Rusia se extendería, de Norte a Sur europeo, desde Escandinavia hasta Turquía.

El valor de la pertenencia a la OTAN se ha incrementado en España. En los días previos a la invasión rusa, el Instituto Elcano encuestó a los españoles; el 80% apoya nuestra integración en la OTAN. Este porcentaje ha crecido de modo notorio desde el referéndum de marzo de 1986, en el que la adhesión a la Alianza Atlántica obtuvo el 57% de respaldo.

Otro dato interesante del barómetro del Instituto Elcano, es la fractura de la ciudadanía española a la hora de intervenir militarmente en Ucrania; el 48% se mostraba de acuerdo, frente al 52% que la rechazaba. El sondeo se hizo cuando la guerra era solo una amenaza. Hoy la agresión ya se ha materializado. Obviamente la sociedad española, ante la barbarie rusa, ya no debe estar tan polarizada como hace tres semanas, y la intervención militar, junto a nuestros aliados, y con EEUU al frente, debe plantearse.