El cuestionario de Cañete

El proceso de negociación interna para decidir cómo se aplicará la nueva PAC en España ha comenzado a andar. El equipo de Arias Cañete ha remitido a los responsables de las CC AA, y también a los representantes del sector, un amplio cuestionario con un total de 52 preguntas para que todos ellos se «retraten». En el citado texto, el equipo del Ministerio establece tres principios generales: que las ayudas directas se destinen a las explotaciones realmente activas; que se garantice a todos los agricultores y ganaderos las mismas reglas del juego (aplicación nacional de la PAC) y que se limiten los trasvases de ayudas y de dinero entre beneficiarios, sectores y territorios. Así, se pregunta por la definición de agricultor activo (un asunto que dará más quebraderos de cabeza en la negociación) y si debe ampliarse la lista hecha por Bruselas con las entidades que quedarán fuera del régimen. También se pregunta si conviene asignar derechos de pago básico a los productores que ahora no los tienen, como, por ejemplo, una parte de los viticultores, productores de frutas y hortalizas y ciertos grupos de ganaderos.

Los destinatarios del cuestionario deben responder sobre los sectores que se beneficiarán de las ayudas acopladas y vinculadas a la producción; qué porcentaje de la dotación presupuestaria de las ayudas directas se asigna al pago adicional a los jóvenes agricultores (hasta el 2% del «sobre nacional»); sobre los apoyos a los pequeños productores y los destinados a zonas con limitaciones naturales. En resumen, que hay mucha tela que cortar todavía, hasta que el beneficiario sepa cuánto le toca.