Actualidad

El Frente Popular

Con el preacuerdo Frankestein, se anuncia un nuevo Frente Popular. «Los errores en política, son peor que un crimen», afirmó Talleyrand. Rivera ha asumido su responsabilidad política con dignidad, pero España paga las consecuencias de no haber hecho posible otro Gobierno antes. Se anuncia el primer Gobierno de coalición desde la aprobación de la Constitución, pero aun se necesitan 21 diputados más para garantizar una mínima gobernabilidad. El júbilo de la izquierda y la satisfacción de separatistas y nacionalistas, es suficiente indicio de lo que significa para España. Se trata de una coalición de derrotados tras haber perdido representantes el PSOE y Podemos, y hay que preguntarle a Sánchez si dormirá tranquilo ahora con menos diputados y senadores. He defendido que Casado debía ofrecer a Sánchez un pacto de Estado de investidura, y una mínima gobernabilidad, con daños colaterales limitados. No habiendo optado por un «mal menor», con sacrificios y renuncias por parte de ambos, ahora España está abocada a un «mal mayor». La firma del preacuerdo Frankestein es muy mala noticia para los que apostamos por una sociedad y una España que tiene muy poco en común con la que defiende Podemos con Maduro y Evo Morales como referencias. Hace un mes «Pedro» no podría dormir con «Pablo» en el Gobierno y ahora lo ha metido en su cama. La sombra de Rivera es alargada y debería hacer reaccionar a los que aspiran a liderar la oposición. Aunque sea a destiempo.

Publicidad