En línea ascendente

Los árbitros han arrancado febrero con buenas actuaciones. No hubo partidos especialmente complicados y, en líneas generales, estuvieron acertados.

-Granada-R. Madrid. Mateu Lahoz no estuvo bien en el aspecto disciplinario. Pasó por alto sendas amonestaciones a Xabi Alonso y a Modric. Hubiera sido la segunda amarilla en ambos casos y tendrían que haber sido expulsados. En el aspecto técnico acertó al no señalar penalti en sendas caídas de Ighalo y Siqueira.

-Valencia-Barcelona. González González estuvo bien en un partido difícil. Con buen criterio interpretó como involuntarias unas manos de Xavi, ya que estaba situado en una barrera y el balón le golpeó el codo. Culminó su buena actuación al señalar penalti por una clara zancadilla de Joao Pereira a Pedro.

-Sevilla-Rayo Vallecano. Muñiz Fernández no dudó en señalar penalti por agarrón de Navarro a Chori Domínguez. Igualmente acertó en la expulsión de Rakitic por doble amonestación.