Política

La batalla

Parece que se aproxima la batalla de la Complutense. El rector Carrillo ha decidido convocar las elecciones en la universidad antes mayo y eso ha disparado tanto a los candidatos como a los partidos políticos. Carrillo, tradicional militante socialista, ha virado hacia Podemos sin ningún pudor y éstos le han acogido en sus amorosos brazos. Lo malo es que si ganan, la Complutense se va a convertir en un gulag, como ya lo es el campus de Somosaguas, en el que la libertad de expresión, la libertad ideológica e incluso la seguridad personal van a depender de no contradecir al «partido». Frente a Carrillo está Andradas, catedrático de Matemáticas y delfín de Berzosa. El llamado a encabezar las huestes del PSOE se quedó fuera de la sucesión y ahora lo tiene dificil; Berzosa nos trajo esta forma de gobierno, la deuda y el desprestigio, y ahora nos quiere convencer de que tiene la solución. En este maremágnum parece que Federico Morán, un candidato con experiencia, que si bien es apoyado por la derecha, cuenta con reconocimiento académico y apoyo de la comunidad universitaria, incluyendo a profesores con prestigio dentro de la izquierda, puede convertirse en la única posibilidad de consenso que devuelva a la UCM al lugar que le corresponde, a la libertad y a la vanguardia. Otros dos candidatos pelearan por el sillón rectoral, Damaso López, antiguo decano de la Facultad de Filología, y Rafael Calduch, catedrático de Relaciones Internacionales, que si bien no parten con apoyos mayoritarios pueden resultar decisivos en unas elecciones con tantas alternativas.