La pregunta del millón: ¿Quién ganará las elecciones?

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Todo el mundo me pregunta qué pasará en las próximas elecciones. Es una cuestión que me plantea la gente que se me acerca en la calle o en los comercios. Me sucede en las comidas o cenas que tengo con empresarios, políticos, profesionales de todo tipo y, por supuesto, con mis amigos.

Es algo que preocupa a todos, porque hay inquietud, mucha inquietud. La respuesta no es fácil porque no soy el oráculo de Delfos o un adivinador al estilo de Arriola que lo que no sabe se lo inventa y se queda tan ancho.

En mi caso puedo ofrecer mi percepción, pero sobre todo los datos de las encuestas y trackings que publicamos cada semana. La campaña contra Rajoy y el PP ha sido tan brutal como inmisericorde desde el minuto uno de su gobierno. Lo más sorprendente es la desfachatez socialista, porque dejaron España al borde de la intervención, para ser más exacto de la suspensión de pagos, y ahora se presentan como si no hubiera pasado nada. Esto lo dicen con el aplauso de economistas y comunicadores que prefieren un frente de izquierdas populista.

Otros apoyan a Rivera y Ciudadanos porque lo encuentran más moderno y chic. Creo que el PP ganará claramente las elecciones y aumentará más su distancia como muestra la tendencia de las encuestas que venimos realizando. La que publicábamos este lunes recoge un 30,2 por ciento de los votos y una horquilla de escaños entre 125/130. Lo importante es la tendencia de claro crecimiento desde el 20 de diciembre, que obtuvo un 28,7 y 123 diputados, y el gesto simbólico que significa superar el 30 por ciento. Mi impresión es que esta tendencia seguirá siendo al alza porque Rajoy ha hecho las cosas bien, aunque con recortes y reformas muy duras que han enfadado a su electorado, y los votantes tienen miedo ante un gobierno de Podemos.

A estas alturas, las encuestas de todos los medios de comunicación coinciden en el retroceso del PSOE y el incremento de las expectativas de Podemos tras firmar su coalición con IU. La polarización de la campaña, algo lógico en estas circunstancias, favorece al PP y Podemos porque emergen entre su electorado natural como la única alternativa real para parar al otro. Mientras el PSOE recoge un 21 por ciento de los votos, la coalición de izquierda radical alcanza el 24,9. Es un cambio histórico, si se produce, que modificaría profundamente la política española. Finalmente, Ciudadanos obtendría un 14,7% y entre 39 y 41 escaños. La suma entre PP y Cs permitiría un gobierno centrado y centrista. Es cierto que la mejor encuesta son las urnas, pero la tendencia es bastante clarificadora.