¿Más eres tú?

Con Tierno Galván de alcalde de Madrid, Alonso Puerta era concejal socialista y comprobó que su partido cobraba comisiones a las contratas de basura de la ciudad. Le echaron del PSOE tras ponerle como no digan dueñas y el Viejo Profesor le obsequió con un libro con una dedicatoria sardónica: «Al que asó la manteca». Con la bonhomía que se merecía don Alfonso Escámez, que de botones llegó a la presidencia del Banco Central, comenté que estaba dando clases magistrales de receptación a la tesorería socialista que entonces campeaba por Filesa y otras sociedades instrumentales un poco al estilo del Instituto Nóos. Me citó alarmado: «Yo, encantado de ayudar a los partidos, pero no tengo cauces y necesito informes, papeles, servicios que presentar a los consejeros para darles salida contable». Aquellas cosas se judicializaron; hasta el descaro del presidente navarro, Urralburu, y su esposa, por no remover la corrupción de los fondos reservados y la sangre bajo cal viva. Cuando la Constitución estaba en el telar, periodistas y diputados nos embromábamos con cinismo: «¿Y qué corrupción nos vamos a dar: a la italiana o a la mexicana?». Parece que sucumbimos a las trapacerías de Craxi, Andreotti y Berlusconi. Rubalcaba acaba de decir algo inteligente: «No nos dediquemos ahora al más eres tú». Elena Valenciano y sus pulgarcitos debían estar en el tocador porque no han captado el guiño. Que una ministra de Cultura socialista creyera que el dinero público no era de nadie no supone que se dedicara a quedarse con las carteras que encontrara en el suelo, sino que una moral descafeinada la inducía a suponer que el dinero lo hicieron redondo para que rodara o de papel para que volara. Falta una ley de huelga, otra electoral, bastantes armazones, pero en especial una nueva financiación de partidos políticos. Aún más: estructuras representativas acordes con nuestra mísera afiliación, desburocratizadas, sin deudas que luego condonan los bancos y sin gastos electorales elefantiásicos. Con mucho menos se elige a un presidente estadounidense.