«Pax Mariana»

La Razón
La RazónLa Razón

Tomo prestado el título de un amigo que dice que el Congreso del PP se va a celebrar bajo el signo de la «Pax Mariana», salvo sorpresa de última hora, añado por mi cuenta y riesgo. Algo, lo de la sorpresa, que no es probable, pero que tampoco se debe descartar como se pudo comprobar en el debate sobre la acumulación de cargos por parte de la secretaria general, María Dolores de Cospedal, y en algunos otros temas sensibles, en este caso desde el punto de vista ideológico. Y es que no hay mejor bálsamo que estar en el poder. Cosa muy distinta es que esta magna reunión popular se hubiese celebrado con Rajoy y el PP desalojados de La Moncloa. Supongo que, en este caso, habría ardido Troya y, de «Pax Mariana», nada de nada. Cuando hay para repartir, se acaban los problemas. Mientras tanto, en el PSOE el único bálsamo que han tenido estos últimos días han sido los resultados de la encuesta del CIS, que, en cierto modo, avalan lo que está haciendo el equipo encabezado por el presidente de Asturias. Sin embargo, los barones están temblando. En privado reconocen que una parte de los dirigentes socialistas van por un lado y la militancia puede que vaya por otro y se suba al carro de Pedro Sánchez, por lo que puede pasar cualquier cosa. Y también puede pasar cualquier cosa en Podemos, con Iglesias por un lado, Errejón, por otro, y los anticapitalistas, de tercera vía, a lo suyo. No descarto que, si llega el momento de votar algo, se levante una parte de los asistentes diciendo que no, que el asunto no está lo suficientemente debatido, «por lo que primero hay que votar para ver si se vota», como sucedía en las asambleas de la Facultad de Políticas hace cuarenta años. Y, mientras tanto, seguimos sin Presupuestos para este año. Pero, ¿no habíamos quedado en que urgía la formación del nuevo Gobierno para que se aprobasen los Presupuestos 2017? Parece que nadie se acuerda de eso ahora. Lo peor, o quizás lo mejor, es que la cosa va para largo.