¿Será el amor?

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

En este caso, el amor existe, la interrogación viene a cuento de que el amor termine en boda. Esta entradilla viene a ser lo que en televisión se conoce por «cebar la audiencia», así que paso a desarrollar la presente historieta. Los pasos de Isabel Preysler siempre han sido seguidos por una cohorte de fotógrafos, ahora con su romance con el Marqués de Vargas Llosa. Esta escolta mediática ha crecido. Además, los muchos compromisos por el mundo del premio Nobel provocan que el seguimiento se haga más cosmopolita. En muchos medios se comenta que la pareja había decidido celebrar el 81 cumpleaños en Perú –el año pasado lo celebraron en Madrid-; es posible. Lo que sí es cierto es que en esta ocasión era Isabel la que tenía un compromiso laboral en Colombia. Porcelanosa, empresa de la que es imagen desde hace cuarenta años, inauguraba nuevos centros en el citado país. Una vez cumplido el agradable, y magníficamente remunerado, trabajo pasaron unos días en ese paraíso llamado Cartagena de Indias. No tiene nada de extraño que aprovechando el viaje y las fechas, el novio decidiera que era el momento apropiado para que Isabel conociera su tierra y que fuese allí donde ayer celebraron el cumpleaños –en este caso– feliz. Hay personas fiables que hablan, en voz baja, que la guinda del pastel podría ser la boda, que se produciría en estos días. Algunos incluso se aventuran a dar por seguro que a través de «¡Hola!» conoceríamos la noticia. Me extrañaría porque la boda eclipsaría el reportaje de la inauguración de Porcelanosa, pero como el tiempo corriendo pasa terminaremos conociendo cuando Isabel vuelve a ser marquesa consorte. Estamos en la misma situación que tuvimos con la otra Isabel, la Pantoja. Todas las semanas se daba por seguro que aparecería la gran exclusiva con todo sobre sus complicados últimos dos años. Al final se produjo, pero disfrazada de presentación de disco, sin cobrar un euro y en el programa de «A3», «El Hormiguero». Vamos, que no se acertó en nada.