Undiano, decisivo

La jornada ha quedado marcada por la actuación de Undiano Mallenco en el clásico entre el Barcelona y el Real Madrid en el que un grave error al no sancionar un claro penalti pudo influir en el resultado final.

- Barcelona-Real Madrid. Undiano Mallenco no agradó con su actuación a los madridistas y razones hubo, ya que no apreció un claro empujón de Mascherano a Ronaldo, quien, tras haber superado al defensor, encaraba la portería contraria. Debió sancionar penalti y expulsión del argentino. Bien auxiliado, acertó dando validez al gol de Neymar, que se encontraba en posición correcta al estar habilitado por Pepe. Y repite acierto, quizás por omisión, ya que posiblemente no vio la acción, al no indicar penalti por manos de Adriano, ya que son totalmente involuntarias al ser el balón el que va a la mano del jugador brasileño, que estaba tendido en el suelo y no puede evitar que le golpee el balón. Cometió otro error, que ha pasado más desapercibido, al dejar sin sancionar otro penalti, favorable al Barcelona, por zancadilla de Pepe a Cesc.

- Levante-Espanyol. Muñiz Fernández reapareció tras varias jornadas de descanso y cometió otro grave error al sancionar penalti en una acción fuera del área en la que Víctor Sánchez zancadillea a El Zhar.

- Sevilla-Osasuna. González González acertó no señalando penalti en una caída de Gameiro que busca el contacto con Arribas sin existir falta.

- Rayo Vallecano-Valladolid. Iglesias Villanueva acertó en la única jugada conflictiva que se le presentó, al no sancionar penalti en una caída de Nery Castillo.