Unidos Podemos

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Es habitual plantear qué sucederá si el resultado de las elecciones del 26-J es similar al 20-D. Es verdad que no es algo descartable, pero no tiene porqué ser necesariamente así. No se puede trasladar miméticamente aquel resultado y pensar que lo que ha sucedido estos meses no ha influido en el ánimo de los votantes.

Hay muchas cosas que han cambiado y creo que es muy positivo que se repitan las elecciones. No creo se deba interpretar como si el resultado no nos hubiera gustado y ahora les decimos a los ciudadanos que se han equivocado por lo que tienen que volver a las urnas.

Las consecuencias del 20-D fueron sorprendentes porque nadie había imaginado un resultado tan complicado. Esto no tiene por qué repetirse. Un factor novedoso que puede propiciar cambios es la coalición Unidos Podemos que han formado las formaciones de Pablo Iglesias. Todo dependerá, además, de la participación.

La nueva coalición introduce ilusión en la izquierda y beneficia claramente a Podemos. Las expectativas son muy buenas, porque el desgaste del PSOE es evidente. Los barones impusieron a Pedro Sánchez unas líneas rojas que no podía superar mientras que Pablo Iglesias tenía que rechazar cualquier alianza en la que participará Ciudadanos.

Los votantes de Podemos consideran a Rivera tan de derechas como Rajoy. Por tanto era una ecuación imposible de resolver. Y lo de regenerar se ha convertido en un truco publicitario porque Ciudadanos busca ocupar el espacio del PP. No creo que nadie considere que el PSOE es el adalid de la regeneración solo porque cuenta con un gran apoyo entre algunos formadores de opinión.

España es un país de listos. Otra cosa es que Podemos se haya tenido que tragar a IU con la herencia envenenada del

viejo PCE y que tenga que pactar con el PSOE de los recortes y el austericidio. La coalición es un acierto porque lo contrario hubiera sido malo, ya que hubiera desilusionado a la izquierda. Nadie mejor que Iglesias conoce a sus viejos compañeros de IU y sabe que son una tropa de conspiradores. Y se cuidará muy bien la espalda para que no le apuñalen. La formación de este frente abre importantes incógnitas sobre los resultados del 26-J.