La izquierda radical desnortada en Cataluña

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha anunciado su participación en el acto paralelo a la Diada que prepara el partido de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Más allá de las repercusiones internas que provoque la presencia de Iglesias en una acto de Catalunya en Comú, pues es sabida la resistencia del secretario podemita local, Albano Dante Fachin, a confluir con la formación de Colau, no deja de sorprender la confusión ideológica que trasluce tanto el propio acto en sí, convocado en Santa Coloma de Gramanet, como su alegada justificación: la defensa de la soberanía del pueblo catalán en «Cataluña, en el Estado y en Europa». No es difícil comprender la actitud de muchos de los antiguos seguidores del partido morado, al que las encuestas predicen un sensible descenso en la intención de voto, ante una postura que trata de eludir la cuestión principal de lo que se discute en Cataluña, envolviéndola en un discurso vacío de contenido y lleno, eso sí, de los lugares comunes del populismo radical. La izquierda netamente separatista en Cataluña tiene más que suficientes partidos en los que cobijarse y ha demostrado por activa y por pasiva que rechaza cualquier alternativa al referéndum ilegal y a la desobediencia de la Constitución y las leyes. La oferta de componendas al separatismo no le dará un solo voto de más a Podemos, por mucho que se envuelva en «bellas palabras» que no significan nada.