Colombia se merecía más

La presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, fue la más alta autoridad española presente ayer en la toma de posesión del nuevo presidente de Colombia, Ivan Duque. No cabe duda de que nuestro país estuvo magníficamente representado por Pastor, pero resulta cuando menos sorprendente que el Gobierno socialista haya decidido que con el secretario de Estado de Cooperación está resuelta la papeleta. Nuestro interés estratégico en Colombia y los lazos entre ambos países merecían mucho más.