Frivolidad energética con 84 diputados

La Razón
La RazónLa Razón

El Gobierno se cobró ayer una nueva pieza de su catálogo de objetivos para la demagogia. Paralizó los trámites del almacén nuclear, el ATC, porque quiere evaluar y diseñar primero su política energética. Una decisión de este calado en un asunto estratégico adoptada por un Gobierno con 84 diputados es de una insólita frivolidad. Más allá de que atropellara un mandato del Congreso en apoyo del ATC, hay un afán del Ejecutivo socialista por alimentar su infatigable maquinaria electoral.