La «batasunización» de los sanfermines

La RazónLa Razón

El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, está decidido a que sus primeros sanfermines tengan un marcado sabor abertzale. Aunque Bildu no es precisamente un partido taurino, Asirón se ha declarado un «aficionado» con fecha de caducidad, «del 7 al 14 de julio». No es propio de los batasunos desaprovechar oportunidades de ejercer la propaganda, y ahora que se han hecho con el Ayuntamiento de Pamplona van a hacer lo que esté en su mano: la ikurriña ondeará en el balcón del consistorio y ya hay fotos de presos etarras en algunas calles.