Opinión

La «conspiración» de Bartomeu es una burla

La Razón
La RazónLa Razón

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, atribuyó ayer a «alguien con poderes» y a quien «no le gustó que venga Neymar al Barcelona» su imputación por presunto delito fiscal. Parece que Bartomeu, ante su incapacidad para explicarse, culpa a una «mano negra». Se sitúa en la línea de Juan Carlos Monedero, de Podemos, que se declaró víctima de una conspiración orquestada por el ministro de Hacienda. Todo porque la Agencia Tributaria investiga la presunta evasión en el pago de impuestos. Su obligación y responsabilidad.