Opinión

Respeto político por la lista más votada

La Razón
La RazónLa Razón

La propuesta hecha por Rajoy sobre la elección directa de alcaldes a partir de la lista más votada ha sido recibida con desdén por la oposición, acusándola incluso de electoralista. Pero los datos indican algo muy distinto: si se siguiese el criterio de que a partir del 40% de los votos la lista más votada acceda a la alcaldía, sólo dos capitales de provincia cambiarían de signo político: Zaragoza y Lugo, a la que se puede sumar Vigo (que no es capital). Las tres, por cierto, gobernadas por el PSOE, aunque no fueron los más votados.