Rosell o la samba millonaria

La Razón
La RazónLa Razón

El Barça no ha tenido mucha fortuna con sus últimos presidentes como tampoco sus vínculos con Brasil han sido los más benefactores. Llegó Neymar, la estrella carioca, y se lió en el campo, pero también en los despachos. Hay un juicio pendiente por el fichaje del jugador de «la Canarinha», en el que están procesados el presidente del Barça, Bartomeu, su predecesor Sandro Rosell y la propia entidad, entre otros, por presuntos delitos de estafa y corrupción. Pero antes de eso, antes incluso de su llegado a la Presidencia blaugrana, el propio Rosell era una persona sobradamente conocida por sus «contactos» en las esferas deportivas de Brasil. Ayer, fue arrestado por haber desviado 15 millones de euros de derechos audiovisuales de la selección brasileña que ocultó en Andorra. Con la presunción de inocencia por delante, habrá quien se acuerde de aquello de que menos samba...