Una medida provisional que no debe repetirse...

La Razón
La RazónLa Razón

La decisión del Consejo de Ministros de limitar a un 2,3% la subida de la luz ha de tomarse como lo que es: una medida política y provisional. Política porque corrige los precios establecidos por el mercado e impide un encarecimiento inasumible del recibo para consumidores y empresas; y provisional, porque la nueva tarifa regirá sólo durante el primer trimestre de 2014. Tal vez el Gobierno haya adoptado la solución menos traumática, pero es evidente que no puede estar satisfecho con la gestión del ministro Soria de un problema de enorme impacto social. Ha faltado más previsión y ha sobrado improvisación, como si los acontecimientos le hubieran desbordado.