Opinión

Una reforma por la seguridad y la libertad

La Razón
La RazónLa Razón

El Consejo de Ministros aprobó ayer el proyecto de ley de Seguridad Ciudadana, que arranca ahora su debate parlamentario. Se trata de un texto enriquecido con las recomendaciones de los órganos consultivos y las sugerencias de jueces, fiscales, juristas y organizaciones sociales. El Gobierno ha presentado una ley especialmente garantista y con seguridad jurídica. Es un proyecto que no pretende restringir la libertad a costa de la seguridad, sino que preserva una y garantiza la otra de manera equilibrada con respuestas adecuadas y proporcionales a quienes, con violencia y coacción, subvierten la convivencia y el orden sin respeto alguno a los derechos de los demás.