Elogio de la intuición

En sus comienzos, Daniel Solana fue capaz de reflejar el funcionamiento de una agencia de publicidad en un cómic, «Creatas y Ejecutas», con unos personajes que a la vez que hacían reír mostraban de forma genial los vicios, virtudes, aciertos, errores y aventuras de la publicidad de los años 80 y 90. Luego fundó DoubleYou, una de las agencias pioneras y referentes en la publicidad digital, de gran éxito creativo y empresarial. Y con el libro «Postpublicidad» consiguió enseñar cómo estaban influyendo en la comunicación los profundos cambios que vivimos.

Ahora acaba de publicar «Desorden» (LID Editorial), un libro complicado de catalogar o definir. No es un libro de autoayuda, pero tiene muchas más claves y respuestas que pueden ayudar que la inmensa mayoría de esos libros. No es un libro sobre publicidad, pero muestra excepcionalmente cómo se debe trabajar en la comunicación y, en la medida de lo posible, tener éxito. No es un libro de negocios, pero explica mejor que la mayoría la inteligencia que debe tenerse y utilizar para triunfar.

El popular comunicador Risto Mejide escribe en el prólogo que «leerte este libro es leerte cientos de libros. Desorden ha cambiado mi forma de entender la vida». En la frase quizá haya algo de exageración de publicista, pero lo cierto es que cuando Daniel Solana comienza a describir y analizar la inteligencia mética, casi totalmente desconocida, y cómo es absolutamente fundamental en nuestras decisiones, resulta difícil dejar de leer. La mética es una combinación de intuición, sagacidad, ingenio, creatividad, experiencia, sentido de la oportunidad, flexibilidad de espíritu, que se opone muchas veces a la inteligencia lógica en la que habitualmente nos basamos.

Curiosa y contradictoriamente, Solana aporta todos los argumentos lógicos posibles para que aprendamos, fomentemos y utilicemos esa inteligencia mética, esa intuición, tanto en la publicidad como en la vida cotidiana. «El creativo publicitario nunca se enfrenta a la misma situación. Si fuera así, bastaría con aplicar una técnica a partir de la experiencia...Si buscas una idea rompedora, el sistema operativo lógico puede convertirse en un verdadero lastre». Sinceramente, creo que es el libro más recomendable para comenzar 2016 con ideas nuevas y frescas, intentando darle la vuelta a todo antes de tomar cualquier decisión. Luego, la parte lógica del cerebro ya buscará argumentos lógicos para ordenar ese teórico desorden.