El centro como cuestión de estilo

El camino no fue fácil. Primero tenía que crear instituciones para poder cerrar las heridas. Hablaba de sí mismo como un «chusquero de la política». Pero lo importante de su programa es que compartía un estilo con muchos españoles de la época