Un poco fue suficiente

España vence a Egipto, pero hace autocrítica: «Nos sobró un poco de corazón», opinó Rocas. Los extremos anotaron la mitad de los goles

El extremo de España Víctor Tomás (d) intenta superar la defensa de los jugadores de Egipto
El extremo de España Víctor Tomás (d) intenta superar la defensa de los jugadores de Egipto

Jorge Maqueda se golpeaba el pecho con violencia antes del comienzo del encuentro y antes de animar a los suyos, como siempre. Su imagen contrastaba con la de Valero Rivera, el veterano profesor que camina serio por la banda, de un lado a otro, metido en sus pensamientos. Él no juega, pero hace kilómetros en esos pocos metros mientras su cabeza da vueltas. Todo tiene que estar bajo control y en un Mundial en casa, todavía más. Todo preocupa. «Dos o tres ataques en los que no hemos sabido qué hacer», dijo ante Argelia en el debut. Una minucia dentro de 60 minutos, pero ahí están, los tenía en cuenta. Fueron alguno más de dos o tres ante Egipto, pero no tantos como para que el partido peligrara. Ataques en los que se abusó del uno contra uno. «Y así se empieza: falta, falta, falta... Y no juegas», analizó el seleccionador, contento por el triunfo y por la primera parte, pero dolido por otros motivos: «Nos han marcado goles que sabíamos que nos iban a marcar, cosas que habíamos hablado, pero a veces pasa». Valero siempre tiene un pero y eso es bueno para el futuro de la Selección en el Mundial. También los jugadores. «No hemos hecho lanzamientos muy claros, atrás también nos ha costado... A veces hemos tenido demasiado corazón y menos cabeza», opinó Albert Rocas, protagonista en la segunda mitad, cuando Egipto amagó con una reacción (23-20, min 48) y España empezó a jugar más con los extremos. «Y eso es bueno», decía Valero, que también ve lo positivo. Las «alas» de España anotaron casi la mitad de los goles del equipo (14). «Y eso es bueno», repitió.

Porque hubo cosas buenas, pese a la autocrítica. Egipto mandó en los primeros minutos de partido y hasta el cuarto de hora no llegó el orden. Una buena defensa, aunque fuera por poco tiempo, permitió a España dispararse. Si en los primeros 18 minutos «La Roja» encajó 8 goles, en los últimos doce sólo fueron tres, incluidos ocho minutos seguidos en blanco de los egipcios. La distancia se fue a los seis goles (15-9, min 27) y se mantuvo hasta el descanso. Los efectos positivos de una buena defensa son numerosos: el portero empieza a parar y llegan los contragolpes, aunque ayer se fallara alguno claro (otro motivo de preocupación para el profesor), sobre todo al principio.

Esos minutos dejaban una buena sensación que desapareció en la segunda mitad, donde España se enmarañó en la agresiva y pegajosa defensa egipcia que, curiosamente, sufrió menos exclusiones que la española (5-3). Pero la renta obtenida ya era suficiente y por si acaso estaba Albert Rocas, que anotó cinco tantos casi consecutivos. Aginagalde fue nombrado el mejor del partido. «Me sorprendió, porque no hemos destacado ninguno, lo que significa que tenemos margen de mejora», explicaba el pivote. La van a necesitar.

Un día para los «otros»

«Sí», contestó Valero a si está preocupado porque la segunda unidad, los que tienen que dar descanso a los titulares, bajan mucho el nivel del equipo. «Pero con matices, porque por ejemplo Montoro está aquí para abrir defensas 6-0 y casi siempre nos están defendiendo 5-1. Y Antonio (García) tiene que dar un paso adelante», aseguro el seleccionador, que es muy claro y que reta a sus hombres para hoy ante Australia, el rival más flojo del grupo. «El objetivo es ganar y que sumen minutos los que no lo han hecho hoy», dijo, claro. «Todavía no he visto a Australia, no es un partido que me preocupe», afirmó.

- Ficha técnica:

24 - Egipto: Hady Mohamed; Elahmar (5, 1p), Hisham (1), Ibrahim Mohamed (1), Hassan (4), Zein (3) y Essam (1) -equipo inicial- Mostafa y Mahmoud (ps), Mohamed Ahmed (1), Abou Ahmed (1), Abdelrahman (-), Hesham (-), Alaa (4), Gamal (2) y Mamdouh (1)

29 - España: Sterbik; Víctor Tomás (2), Maqueda (4), Sarmiento (-), Alberto Entrerríos (4), Rivera Folch (6, 2p) y Aginagalde (4) -equipo inicial- Sierra (ps), Rocas (5), Cañellas (2, 1p), Montoro (-), Morros (1), Ruesga (-), Antonio García (-), Ariño (1) y Gedeón Guardiola (-)

Marcador cada cinco minutos: 3-1, 5-4, 6-8, 8-11, 8-13 y 11-16 (Descanso) 13-19, 15-20, 17-23, 20-25, 20-28 y 24-29 (Final)

Árbitros: Krstic y Ljubic (SLO). Excluyeron por dos minutos a Ibrahim Mohamed (2) y Mamdouh por Egipto; y a Maqueda, Montoro, Morros y Gedeón Guardiola (2) por España.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la segunda jornada del grupo D de la primera fase del Campeonato del Mundo de España 2013 disputado en la Caja Mágica de Madrid ante unos 5.000 espectadores.

Antes del inicio del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria de la madre del jefe de los servicios médicos de la Federación Española de Balonmano, Juan José Muñoz Benito, que falleció la pasada noche.