El ritual para convertirse en Marine

Escalar un obelisco de seis metros de altura. Es el reto al que se someten todos los cadetes al final del primer año de academia del cuerpo de los Marines de EE. UU. El obelisco está cubierto de grasa y al mismo tiempo son rociados con varias mangueras de agua.