La Iglesia española dice no tener autoridad para pedir informes de pederastia

Ricardo Blázquez emplaza a las diócesis a hacer “lo que crean oportuno”

Ricardo Blázquez emplaza a las diócesis a hacer “lo que crean oportuno”

Tras la cumbre anti abusos convocada por Francisco, el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) Ricardo Blázquez, ha comparecido hoy ante la prensa para “informar de primera mano” sobre la misma. Blázquez ha contado que participó en el grupo de presidentes de conferencias episcopales de habla hispana y portuguesa. Todos pudieron escuchar el testimonio presencial y a través de videoconferencias de víctimas de abusos por miembros del clero, unas narraciones “que a uno le resultan suscitadoras de lágrimas”, dijo visiblemente afectado el presidente de la CEE, que ha querido aprovechar para aplaudir el atrevimiento de estas victimas para contar su historia “a veces espeluznante”.

Tras reconocer que ellas han sido doblemente victimas por el silencio cómplice, ha aclarado que “La Iglesia quiere abordar esta cuestión” y que la única forma de hacerlo es “ofreciéndonos humildemente para charlar y acompañarnos humildemente”. “Tenemos que preocuparnos cuidadosamente de los niños y esta es una tarea de la humanidad entera” , ha apostillado.

Si bien ha reconocido que “hemos contraído una deuda intensa con tantos niños y niñas”, y que aplicarán las normas dictadas por el Vaticano para acabar con el problema y que “servirán también para examinar a los obispos”, Blázquez no ha mostrado determinación sobre las medidas concretas que se aplicarán en la Iglesia española para prevenir y atajar esta lacra. Ni tampoco al hablar de la dimensión del problema en España.

Sobre la elaboración de un informe histórico que recoja todos los casos de abusos del clero español, una medida muy demandada por la sociedad para saber la dimensión del problema, ha alegado que no es un negociado de la Conferencia Episcopal : “La Conferencia Episcopal no tiene autoridad sobre las diócesis para encargarles este estudio. Que cada diócesis haga lo que crea oportuno”, ha concluido.