Niños de cinco países, entre ellos cuatro españoles, hablan con el Papa por videoconferencia

El Papa compartió experiencias y problemas en el ámbito educacional y social con varios estudiantes discapacitados, entre ellos cuatro procedentes de España y uno de Brasil

El Papa Francisco conversó hoy por videoconferencia con varios estudiantes discapacitados, entre ellos cuatro procedentes de España y uno de Brasil, con los que compartió experiencias y problemas en el ámbito educacional y social, informa Efe.

Estas conversaciones tuvieron lugar en el Aula del Sínodo del Vaticano que clausuró el IV Congreso Mundial Educativo de la entidad social vaticana "Scholas Occurrentes"(Escuelas para el encuentro) que se ha celebrado desde el 2 de febrero bajo el lema "Responsabilidad social educativa. Una labor de todos los actores".

Hoy, en la jornada de conclusión, el Papa se conectó por videoconferencia con Isabel, que nació en España y que es ciega; con Bautista, también de España y autista; o Pedro, que padece una malformación congénita y es de Brasil.

Además, conversó con Elvira y Alicia, ambas de España y con síndrome de Down; Isaiah, que padece de hipotiroidismo congénito y es de Estados Unidos; y Manoj, procedente de la India y sordo de nacimiento.

El acto, que comenzó a las 16.00 hora local (15.00 GMT), se celebró en un ambiente de alegría y cordialidad, en el que no faltaron las bromas.

La espontaneidad de algunos de los niños provocó la sonrisa de Francisco en varias ocasiones, como cuando Alicia le preguntó si le gusta descargar fotografías en el ordenador, a lo que el pontífice respondió que es "un tronco con la máquina"y que no sabe "utilizar el ordenador".

Pero en este evento también hubo tiempo para los consejos del máximo representante de la Iglesia Católica.

El Papa Francisco aprovechó la entrevista con Isaiah para explicarle que cuando el ser humano se enfrenta a situaciones complicadas, "no hay que enojarse", sino que "hay que buscar la manera de superarlas".

"Y, si no es posible, aguantar hasta que se dé la posibilidad de superarlas. No hay que asustarse nunca con las dificultades. Nosotros somos capaces de superarlo todo. Solo necesitamos tiempo para comprender, inteligencia para encontrar el camino y coraje para seguir adelante", agregó.

Al término del acto, que duró cerca de una hora, Francisco dirigió a los presentes un mensaje en "homenaje a los docentes".

"Pensaba que solo ocurría en algunos países de Latinoamérica, pero me he dado cuenta de que ocurre en todo el mundo. El pacto educativo que se da entre la familia y la escuela está roto, muy roto, y no se puede pegar", subrayó.

Y añadió: "Sea la sociedad, sea la familia o las instituciones delegan la educación en los docentes que, generalmente mal pagados, tienen que llevar sobre sus espaldas esta responsabilidad y si no logran el éxito se les recrimina".

Por ello, rindió "homenaje a los docentes porque se han encontrado con esta Papa caliente en la mano y aún así han seguido adelante".