Salud

La peste negra reaparece en China

Dos personas han contraído la forma neumónica de la infección en la región de Mongolia

La peste negra aparece en China por segunda vez este año, ya que en mayo, una pareja mongol murió de peste bubónica después de comer el riñón crudo de un marmota, un remedio local de salud popular. Esta infección "medieval" es una de las pandemias más mortales en la historia humana, costó aproximadamente 25 millones de vidas en Europa junto a otros 40 a 60 millones en África y Asia..

Publicidad

Los pacientes, procedentes de la provincia china de Mongolia Interior, fueron diagnosticados con peste neumónica por médicos en la capital china de Beijing, según publican los medios estatales Xinhua. Ahora se encuentran bajo tratamiento en el distrito de Chaoyang de Beijing, y las autoridades han implementado medidas de control preventivo.

China sufrió en el siglo XIX un brote conocido como la plaga moderna, que se cobró unos 10 millones de vidas.

Datos y cifras de la plaga

  • La peste es causada por Yersinia pestis, una bacteria zoonótica que suele encontrarse en pequeños mamíferos y en las pulgas que los parasitan, explica la OMS.
  • Las personas infectadas por Y. pestis suelen presentar síntomas tras un periodo de incubación de uno a siete días.
  • Hay dos formas clínicas principales de peste: bubónica y neumónica. La peste bubónica, caracterizada por la tumefacción dolorosa de los ganglios linfáticos, denominados «bubones», es la más frecuente.
  • La peste se transmite entre los animales y los humanos por la picadura de pulgas infectadas, contacto directo con tejidos infectados o inhalación de gotículas respiratorias infectadas.
  • La peste puede ser una enfermedad muy grave para el ser humano. En ausencia de tratamiento, la peste bubónica tiene una tasa de letalidad del 30% al 60%, y la neumónica resulta invariablemente mortal.
  • El tratamiento con antibióticos es eficaz contra la peste, de modo que el diagnóstico y el tratamiento precoces pueden salvar vidas humanas.
  • Entre 2010 y 2015 se notificaron 3248 casos en el mundo, 584 de ellos mortales.
  • En la actualidad, los tres países más endémicos son Madagascar, la República Democrática del Congo y Perú.

Tratamiento

En ausencia de tratamiento, la peste neumónica puede provocar la muerte en poco tiempo, por lo que el diagnóstico y el tratamiento precoces son esenciales para la supervivencia y para reducir las complicaciones. Los antibióticos y el tratamiento de apoyo son eficaces si la peste se diagnostica a tiempo. Si no se trata, la peste neumónica puede ser mortal a las 18 a 24 horas del inicio de la enfermedad, pero los antibióticos utilizados habitualmente contra las enterobacterias (bacilos Gram-negativos) pueden curarla si se administran con prontitud.

Prevención

Las medidas preventivas consisten en informar a la población en el momento en que la peste zoonótica esté presente en su entorno y en recomendarles que tomen precauciones contra las picaduras de pulgas y no manipulen cadáveres de animales. También debe evitarse todo contacto directo con tejidos y líquidos corporales infectados. Deben aplicarse las precauciones generales durante el contacto con pacientes posiblemente infectados y la obtención de muestras.

Publicidad