Sociedad

Un nuevo biomarcador para los pacientes con nefropatía diabética

Esta complicación es la más severa de la diabetes y en la actualidad es la primera causa de diálisis

Los niveles elevados de la proteína DKK3 en la orina al inicio de seguimiento se asociaron con mayor progresión del daño renal en los años siguientes
Los niveles elevados de la proteína DKK3 en la orina al inicio de seguimiento se asociaron con mayor progresión del daño renal en los años siguientes

Un estudio realizado por un equipo de nefrólogos e investigadores del Hospital Universitario Fundación Alcorcón de Madrid ha descrito un nuevo biomarcador que permite predecir la progresión de la Enfermedad Renal Crónica (ERC). Concretamente se trata de la proteína Dickkopf 3 (DKK3), una glicoproteína secretada por las células tubulares en situación de estrés.

Debido a la creciente prevalencia de diabetes en nuestra sociedad, cada vez son más frecuentes las complicaciones producidas por esta enfermedad. Una de estas complicaciones, es la enfermedad renal diabética, que si no se trata adecuadamente y de forma precoz puede desembocar en insuficiencia renal. De hecho, la diabetes es la principal causa de la enfermedad renal crónica en sus estadios más avanzados. El 24% de los pacientes que inician cada año tratamiento renal sustitutivo (diálisis o trasplante) padecen esta enfermedad. Destaca de manera especial entre los pacientes de entre 65 y 74 años, donde la diabetes es la principal causa de ERC en el 35,2% de personas, o entre los de 45-64 años, con el 32,3%.

El diagnóstico precoz de los pacientes con nefropatía diabética permite instaurar un seguimiento estrecho y un tratamiento temprano. El objetivo del estudio desarrollado por los profesionales del Hospital Universitario Fundación de Alcorcón consistió en determinar si la concentración de la proteína DKK3 en orina, puede ser considerada un biomarcador diagnóstico no invasivo para predecir la evolución de la nefropatía diabética en pacientes con patología renal.

Para ello, se analizaron los niveles de esta proteína en un total de 101 pacientes con diabetes. Los niveles urinarios elevados de DKK3 predijeron con mayor precisión la progresión renal que los marcadores que se utilizan en la práctica clínica habitual, como son la creatinina y la albumina en la orina, sobre todo en fases precoces de la enfermedad.

Los resultados del estudio mostraron así la capacidad predictiva de la proteína DKK3, por lo que podría servir como nuevo biomarcador para diagnosticar la progresión de la nefropatía diabética y la Enfermedad Renal Crónica, y convertirse en un indicador útil para ajustar y guiar el tratamiento de los pacientes con este tipo de patologías.