Salud

Las migrañas podrían tener los días contados

Dos innovadores fármacos, aún en pruebas, reducen el dolor de esta enfermedad neurológica hasta un 50%

Las migrañas son una de las enfermedades más comunes para la que todavía no existe una solución. De origen neurológico, es una enfermedad altamente incapacitante, que a veces suele confundirse con un fuerte dolor de cabeza. Afecta al 12% de la población, siendo las mujeres mucho más propensas a sufrirlo. La Sociedad Española de Neurología afirma que un millón y medio de españoles sufre los dolores migrañosos.

Publicidad

En los casos más graves, se pueden vivir hasta 15 días de cefaleas al mes durante tres meses. Puede ir acompañada además de aura, es decir, trastornos sensoriales que generan en las personas una visión de destellos de luz o puntos ciegos. Los vómitos y el rechazo a los olores fuertes suelen ser otras de características de las migrañas.

El problema no reside en el fuerte dolor que sufren los afectados, sino la incapacidad de la que va acompañada el dolor. El 90% de las personas con migrañas declaran que no pueden desarrollar su vida laboral o personal con normalidad. Según la OMS es una de las 20 dolencias más incapitantes.

Por desgracia, aún se desconocen las causas que originan esta enfermedad. Únicamente se ha podido demostrar que cuando aparece la migraña la sangre que circula por la vena yugular externa presenta altos niveles del neuropéptido (un tipo de molécula) relacionado con el gen de la calcitonina, vinculado a las migrañas. Este neuropéptido se une al receptor de este gen y desencadena dolor.

En cualquier caso, parece ser que se ha dado un gran paso en la lucha contra esta enfermedad. El Ministerio de Sanidad está financiando dos nuevos fármacos que logran frenar este proceso, reduciendo el dolor de manera considerable.

Publicidad

Los fármacos son erenumab y galcanezumab, que a diferencia de tratamientos actuales no tiene efectos adversos. Además, resultan eficaces en aquellas personas en los que los tratamientos preventivos no habían funcionado.

Afirma la empresa desarrolladora Lilly que el 71,4% de los sujetos que recibieron el tratamiento durante el ensayo clínico vieron sus episodios de migraña reducidos a la mitad o más de la mitad en la tercera semana de tratamiento.

Publicidad