Publicidad
Publicidad
Salud

Desciende la mortalidad por cáncer en España

El número de tumores diagnosticados crece entre las mujeres, especialmente los de pulmón

Aunque el número absoluto de cánceres diagnosticados en España continúa en aumento desde hace décadas -debido a factores como el aumento poblacional, la exposición a factores de riesgo como el tabaco, el alcohol, la obesidad y el sedentarismo, el envejecimiento de la población o la implantación de programas de detección precoz- la buena noticia es, por un lado, que este incremento es más leve, y de otro, que la mortalidad de esta enfermedad ha descendido un 1,3% en nuestro país.

Publicidad

Ésa es una de las conclusiones del informe “Las cifras del cáncer en España 2020”, editado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) con datos de la Red Española de Registros de Cáncer (Redecan) en el que, además, se destaca que el número de nuevos casos de cáncer diagnosticados también se ha estabilizado. Así, se estima que en el año 2020 será muy similar a la de 2019, con 277.234 de casos.

La excepción a esta tendencia la marca, por desgracia, el continuo aumento de nuevos casos en mujeres, de casi un 1% respecto a 2019, frente al descenso de la incidencia en hombres de más de medio punto (en 2020 habrá 160.198 nuevos casos de cáncer en varones y 117.196 en mujeres, frente a los 161.064 casos en hombres y 116.170 en féminas que se registraron el pasado). Una de las principales razones de este incremento se debe al cáncer de pulmón, que ha pasado a ser el tercer tumor con mayor incidencia en mujeres (después del de mama y el colon) debido al consumo de tabaco, elevando, por extensión, las cifras de mortalidad asociadas.

La mortalidad por cáncer de pulmón en las mujeres es la única con tendencia al alza, debido a la incorporación de la mujer al hábito tabáquico a partir de los años 70-80. El cáncer de pulmón de las mujeres nacidas entre 1950 y 1960 se está evidenciando en la actualidad, mientras que en los hombres la epidemia fue anterior y ya lleva años en descenso. Los datos son contundentes: uno de cada cinco fallecimientos por cáncer en Europa serán por el consumo de tabaco”, explica el presidente de SEOM, Álvaro Rodríguez-Lescure. Es más, si bien los datos de España son similares a los de países de nuestro entorno cabe remarcar que en Europa las estimaciones indican que la mortalidad por cáncer de pulmón en mujeres es superior a la mortalidad por cáncer de mama desde 2016. Aunque estos datos no se han observado, aún, en nuestro país.

Cáncer y obesidad

“Queremos insistir –continúa el doctor Rodríguez-Lescure– en que nunca es tarde para dejar el hábito tabáquico. Los beneficios de dejar de fumar empiezan desde el primer día y a los 10 años de haber abandonado el tabaco el riesgo de morir por un cáncer de pulmón se reduce a la mitad. Además del tabaco, el presidente de SEOM remarca que existen otros factores de riesgo que son responsables de un tercio de las muertes por cáncer en el mundo, entre los que se encuentran el alcohol, la obesidad, el sedentarismo, la mala alimentación, las infecciones (especialmente relevante en países en vías de desarrollo) y la exposición solar sin control y sin protección.

Publicidad

Y es que , de que “hoy ya disponemos de evidencia suficiente para asociar de manera causal la obesidad con al menos nueve tipos de cáncer -mama, útero, colon, riñón, vesícula biliar, páncreas, recto, esófago y ovario- y saber que su impacto en la incidencia es de unos 450.000 casos de cáncer anuales en el mundo. Por ello, es importante tomar medidas para evitar la obesidad”, asegura el experto.

Con esta premisa, en SEOM han desarrollado la campaña de concienciación: Cambia tu futuro, tú decides con el objetivo de subrayar la necesidad de adoptar estilos de vida saludables, tanto para la prevención primaria del cáncer como para mejorar el pronóstico y disminuir el riesgo de recidivas a los pacientes de cáncer.