Coronavirus

¿Cómo hay que preparar a los menores para salir?

«Rebajar el nivel de miedo, pero no el de la seguridad», aconsejan los psicólogos infantiles. Y piden «explicarles las cosas claras»

Thumbnail

A partir del domingo, los niños españoles podrán salir de sus domicilios por primera vez después de seis semanas confinados en sus casas. El borrador de la Dirección General de la Infancia prevé que un adulto pueda acompañar a un máximo de tres niños de su misma familia a la calle. Podrán pasear máximo una hora y no alejarse mucho de sus casas, pero, al fin, tendrán la oportunidad de mirar al horizonte, de saltar, de dar pequeñas carreras.... en definitiva, de desentumecerse tras este largo encierro. Pero antes de que pongan un pie en la calle, los psicólogos infantiles recomiendan mantener con ellos una charla para que estos paseos sean del todo seguros.

El primer Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid, aconseja ajustar la información a la edad del niño: «Si tiene dos años lo único que debes preparar es el cochecito. Si tiene ocho, hay que decirle que vamos a salir porque estamos seguros, pero indícandole que ha de ir de la mano del adulto, sin tocar las cosas y cambiándose de acera si ve a otra familia. Si tiene 13 años, se le debe explicar directamente las directrices que marca el Gobierno y advertirle de que si no cumple con su parte puede hacer que se infecte el abuelo». Urra recuerda que los «niños son ciudadanos de pleno derecho y que, por lo tanto, tienen derecho a la información». No obstante, «hay que rebajar el nivel de miedo para que estén tranquilos al salir, pero no así las medidas de seguridad».

Por su parte, el psiquiatra infantil y director de la clínica PsiKids, Javier Quintero, también considera importante «ajustar estas salidas a las expectativas de los niños». «Tienen que ser conscientes de que nosalen para jugar, ni ir al parque, ni ver a sus amigos», indica. Estos paseos tampoco serán iguales para un menor que vive en el campo «porque podrá disfrutar de más amplitud» que para otro que esté en una gran ciudad «y tenga que callejear para no cruzarse con muchas personas». En ambos casos, Quintero recomienda a los padres hacer lo que verdaderamente los niños necesitan tras pasar tanto tiempo encerrados: «Hay que buscar las cosas que los pequeños necesitan, trabajar la visión en profundidad, ejercitar los músculos y que les de el sol para que tengan aporte de vitamina D».

¿Qué mascarillas?

Este psiquiatra también considera importante que vayan equipados con mascarillas, por ahora inexistentes, para que puedan tener alguna interacción social. «Si ven a alguien conocido o al vecino es bueno que mantengan esas normas de convivencia y les saluden, les digan buenos días y les pregunten qué tal están, por eso creo que son recomendables las mascarillas». Otro punto a tener en cuenta es «darles la información de lo que está pasando pero sin añadir un juicio de valor».

Tanto Quintero como Urra celebran que el Gobierno haya decidido aliviar las medidas de restricción en los niños porque, además, están convencidos de que «van a dar una gran lección de generosidad». Además, «lo van a llevar mejor que los adultos porque ellos tienen una mayor capacidad de adaptación».