Coronavirus

Sanidad esperó 40 días para hacer las primeras compras de materiales

El Gobierno no hizo el primer contrato de productos hasta el 10 de marzo, cuando la OMS declaró el 30 de enero la Emergencia de Salud Pública

Rueda de prensa del Consejo de Ministros
El ministro de Sanidad, Salvador Illa (d) durante la rueda de prensa tras el Consejo de MinistrosEFE

Salvador Illa reconoció el jueves que el Ministerio había comprado el material sanitario a un precio elevado porque ««el mercado estaba como estaba» y porque se ha querido adquirir productos «lo antes posible». Lo que no explicaba es cuándo. Algo esencial para poder comprar a fabricantes sanitarios serios y a un precio más asequible. La primera fecha que aparece en los 46 contratos publicados el pasado martes a última hora en la Plataforma de Contratación del Sector Público del Ministerio de Hacienda es el 10 de marzo. Es decir, no uno ni dos ni tres ni diez, sino 40 días después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarase el 30 de enero el SAR-CoV-2 como una Emergencia de Salud Pública.

Ese día Alfonso María Jiménez Palacios, director del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), contrató a Dräger Safety Hispania el suministro de 612 mascarillas de las «autofiltrantes» FFP2 y FFP3 por 2.252,82 euros (2.725,91 euros IVA incluido). Los pagos se realizaron «tras recibir el suministro». El precio por unidad (sin IVA) iban, según el modelo, entre 1,51, 1,77, 2,60 y 2,91 en el caso de las FFP2 y entre 5,16 y 5,72 las FFP3. Ese mismo día, también se contrató a 3 M España la compra de 34.760 mascarillas FFP2 por un coste total de 85.860,68 euros. El precio por unidad fue 2,0414 euros o 2,4701 con IVA incluido. A su vez, se acordó con la compañía Suministros Hospitalarios la compra de 316.000 mascarillas quirúrgicas tipo II y IIR por un precio de 0,020, 0,023, 0,024 sin IVA. Es decir, nuestro país hizo las primeras firmas de contrato para adquirir material sanitario seis días después de que Alemania prohibiese las exportaciones de material sanitario (que después tuvo que rectificar para poder exportar dentro de la Unión Europea).

En cuanto a los contratos de emergencia de la Dirección General de Cartera común de servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia y de la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación, de los 16 que se hicieron la primera fecha fue dos días después: 13 de marzo. Y compañías como Hangzhou Ruining Trading o Hongkong Travis Asia Limited exigiendo y aceptándose el pago del 100% por adelantado.

El ministro de Sanidad también aseveró que se ha recuperado «hasta el último céntimo» del coste de las mascarillas Garry Galaxy defectuosas que el Gobierno compró. «Ese proveedor no se ha comportado mal con el Gobierno de España. Ha devuelto hasta el último céntimo de un contrato de 17 millones sin IVA, según se puede comprobar en el portal de transparencia», aseveró el ministro, que si bien no precisó cuánto dinero de material defectuoso no se ha devuelto. , que reconoció que han trabajado «con proveedores conocidos y otros menos conocidos» porque «ofrecían productos que podían interesar».

Y mientras se suceden las críticas por compras de productos defectuosos que han puesto en peligro la vida de profesionales sanitarios o productos que nunca llegaron como los 144 respiradores, el PSOE frenó ayer las comparecencias en el Congreso de tres altos cargos del Ministerio de Sanidad a los que el PP había solicitado su presencia en la Cámara baja para dar explicaciones sobre la gestión de la crisis sanitaria del coronavirus, alegando que tienen un volumen muy grande de trabajo en la actualidad. Así, según informó Ep, tanto PSOE como Unidas Podemos rechazaron que estos altos cargos visitaran la Cámara baja la próxima semana. «Darán explicaciones», pero cuando baje su volumen de trabajo. Trabajan «siete días de la semana» y «fuera de su horario».