Lavarse los dientes para protegerse del Covid-19

La pasta dental y los colutorios tienen propiedades antibacterianas

A partir de los tres años aproximadamente, el niño ya puede obedecer de manera consciente, y lo hará con mayor o menor gusto, por ejemplo cuando le pedimos que se cepille los dientes.
A partir de los tres años aproximadamente, el niño ya puede obedecer de manera consciente, y lo hará con mayor o menor gusto, por ejemplo cuando le pedimos que se cepille los dientes.larazon.es

Un hecho cotidiano como lavarse los dientes podría servir para salvar miles de vida. esta es la conclusión de Martin Addy, profesor emérito de Odontología de la Universidad de Bristol. En opinión de Ady, el simple hecho de lavarse los dientes antes de salir de casa debería ser la primera norma a seguir por los ciudadanos antes de salir de casa para evitar la propagación o el contagio del coronavirus.

Addy advierte que la pasta de dientes y los colutorios bucales tienen efectos antimicrobianos por lo que un cepillado antes de salir de casa reduce las posibilidades de contraer o propagar la enfermedad, que ya supera los tres millones de contagios en el mundo. Sin embargo, este profesor alerta de que el efecto antomicrobiano no es eterno y que sólo dura de tres a cinco horas.

Addy escribió una carta al diario “Times” en la que indicaba que "los científicos, en apoyo de los recubrimientos nasales y bucales, han enfatizado el papel de las gotas de saliva en la propagación de Covid-19. Quizás sea sorprendente, por lo tanto, que el cepillado de dientes con pasta de dientes no haya sido enfatizado como un procedimiento efectivo: “La pasta de dientes contiene los mismos detergentes que los que se encuentran en los geles de lavado de manos recomendados contra el coronavirus. De hecho, la acción antimicrobiana de la pasta de dientes en la boca persiste durante tres a cinco horas y, por lo tanto, reduciría la carga viral en la saliva o la infección por virus que entran en la boca. Como una gran proporción de la población está encerrada, uno de los cepillados podría ser inmediatamente antes de salir de casa para hacer ejercicio, ir de compras...” "En el caso de los sanitarios, el cepillado debe realizarse antes de ponerse el equipo de protección”, agregó.

Por ello, es importante mantener también la higiene del cepillo de dientes y mantenerlo libre de microbios y bacterias. Así, después de cada uso debería ser desinfectado. En primer lugar, hay que lavarse bien las manos antes de coger el cepillo por si tuviéramos algún resto del virus. Después, habría que remojar el cepillo con agua caliente y ablandar las fibras. Para desinfectarlo, se puede hacer de diversas formas: o con el propio gel antibacteriano o bicarbonato de sodio mezclado con agua e incluso vinagre.

Una vez desinfectado, debe aclararse bien y dejarlo secar. Es importante que se mantenga seco para que no se adhieran las bacterias que circulan por el aire en el baño. Por ello, es recomendable que el cepillo se coloque en posición vertical, con las cerdas hacia arriba y que no estén en contacto con otros objetos (suele ser habitual que estén en un vaso con otros cepillos) para evitar la contaminación.